@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

miércoles, 30 de octubre de 2013

Una mente en blanco es una mente en blanco



Si bien es cierto que los doctores son seres sumamente extraños, tengo que decir acá, que, lejos, el mejor invento humanoide de la medicina son los Psiquiatras-psicoterapeutas.

No los psiquiatras.

Ni los psicoterapeutas.

Sino los psiquiatras-psicoterapeutas-dos en uno-miti miti-, que unen de la mejor forma el mundo cuadrado y fomeque de los doctores con el mundo pelo suelto-largo-hippiento-dinámica de comunidad cristiana de los psicoterapeutas.



Raya para la suma.

Odio las comunidades cristianas. Odio sus dinámicas. Odio esas actividades en círculo, todos con los ojos cerrados, pensando en la inmortalidad del cangrejo y "sintiendo" la energía de no sé qué mierda, y comunicándonos a través de los ojos nuestro amor fraterno. VÓMITO.

Y ya todos sabemos lo que pienso de los doctores y si no lo sabe, puede verlo AQUÍ (de nada).

Por eso, aunque el Dios nos bendijo con las enfermedades mentales,  nosotros le semi torcimos la mano con los psiquiatras-psicoterapeutas. Antes de esta gran creación, predicadores de la más incierta calaña andaban por las tierras del Señor apuntando sus dedos enormes y flacuchos a todos quienes tuvieran alguna weá semi rara-enfermedad mental-pero creemos que está poseído, para después, en un show que le daría envidia hasta a American Idol, EXPULSAR los demonios de la gente. Por cierto, jamás se les ocurrió a estas mentes brillante que sus poseídos-proyectos de exorcizados tuvieran una enfermedad mental como, no sé, esquizofrenia o psicosis, sino que, lisa y llanamente, estaban poseídos por espíritus o demonios, dependiendo de la gravedad del trastorno.

Gracias a nuestra pericia y al saber adquirido al comer de la manzana, fuimos muy avispados y cachamos que todo esto de los demonios era muy raro y los exorcismos tenían resultados reguleques, descubriendo así la real causa de tan demoníaco comportamiento humanoide: las enfermedades mentales, otra de las tantas bendiciones del Dios, cuyo gran exponente entre Sus secuaces fue Juana de Arco.

Juana de Arco era una francesa-hija de campesinos a quien el Dios eligió para mandarle mensajes sicodélicos a través de voces y apariciones (¿alguien huele esquizofrenia por aquí?) los que le decían que debía apoyar al rey Carlos no sé cuánto y guiar al Ejército francés para alcanzar la victoria contra los ingleses, en la famosa y de lindo nombre Guerra de los 100 años.

Sorprendentemente, Juana fue canonizada mucho tiempo después, cuando ya sabíamos de las enfermedades mentales, año 1920, y, aparentemente, a nadie se le ocurrió que era sumamente curioso que el Dios anduviera metido en weás tan poco relevantes como la Guerra de los 100 años y apoyando a los franceses por sobre los ingleses, que hasta la última vez que chequeé, también eran hijos del Dios,  en circunstancias de que, en esa misma época, había asuntos más urgentes, como NO SÉ, LA GENTE SE MORÍA DE HAMBRE. No. A quien sea que haya evaluado el ranking de santidad de Juana, le pareció a toda raja que anduviera matando ingleses por ahí después de que EL DIOS se lo había ordenado personalmente, y ni cagando se representó en su mente de evaluador de santos, la levemente más probable hipótesis de que Juana estuviera loca.

Está claro entonces que Juana de Arco nunca tuvo acceso a un psiquiatra-psicoterapeuta que la curara de sus alucinaciones, como el mío, pero yo lo tengo sólo por hobby, porque como podrán haber apreciado, yo no estoy PARA NADA loca y JAMÁS necesitaría este tipo de terapia. No.

Mi loquero es a toda raja. Es un señor loleín -izquierdoso- liberal- no hippie- con pelitos híper cachilupis (ver resultado de la suma) y una memoria tan privilegiada que NO necesita un block prepicado marca Colón para anotar mis desvaríos. No. Él se los aprende. DE UNA. Y con lujo de detalle.

Y me dice cosas que en la seguridad de su consulta me parecen muy obvias y fáciles de lograr, pero que en el mundo exterior son muy súper híper difíciles y peligrosas, como que ES POSIBLE matar a una araña y que las arañas no te atacan tirándose desde el cielo sobre tu cara y robándote el espíritu; o que los fantasmas en realidad NO existen y no andan vagando por las residencias antiguas del Gran Santiago y ni cagando sus ojos brillantes se aparecen por mis ventanas; o que si un día llego tarde a la oficina nadie me va a gritar por 15 minutos ni me va a despedir al frente de todos mis compañeros, mientras yo sollozo aferrada a las patas de mi escritorio; o que mi marido nunca va a tener una obesidad tan mórbida que se le van a hacer colonias de hongos entre los rollos y no se va a poder bajar de la cama y voy a tener que levantarle la guata para que pueda cagar en una bacinica que yo misma voy a tener que sostener.

Mundo loquero vs. Mundo yo

El mundo en que vive mi loquero es claramente mejor que el mundo en que vivo yo. Pero, a veces, mi loquero tiene sus días shúper locos en que yo quiero hablar de lo estúpida que es mi vecina y él quiere hablar de la NADA. Y me mira fijo con cara de profundito al borde del éxtasis freudiano y dice:

-No pienses en nada. Deja la cabeza en blanco. Dime lo primero que se te viene a la cabeza, lo primero.

- ....... mente en blanco......mente en blanco......

-No es tarea. Lo primero que se te ocurra.

Y yo sonrío y trato de poner cara de conexión espiritual con el resto del universo.

- Lo primero que se te ocurra con la mente en blanco-

...
...
...

Ya. Es que esto es una dinámica muy de comunidad cristiana y, simplemente, carece de la más elemental lógica, porque si a mí me dicen: pon la mente en blanco. ¿Qué es lo que hago?

ESO.

PONER LA MENTE EN BLANCO.

Y entonces, mi mente se ve como una sábana muy blanca y brillosa que cubre el resto de las cosas sobre las que ME GUSTARÍA estar hablando pero no puedo porque tengo que poner la mente en blanco, como dice mi loquero, pero mi mente en blanco es una mente en blanco, de modo que no veo cómo mierda podría salir algo de ahí.

Una mente en blanco es una mente en blanco.

FIN.





3 comentarios:

  1. Como se llama este doc mágico? Ando buscando uno para mi y puede ser el

    ResponderEliminar
  2. Como se llama este doc mágico? Ando buscando uno para mi y puede ser el

    ResponderEliminar
  3. Como se llama este doc mágico? Ando buscando uno para mi y puede ser el

    ResponderEliminar