@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

jueves, 19 de diciembre de 2013

A veces, yo soy como mi papá



Dicen que los hijos son como una mezcla de papá y mamá. O deberían. Pero a veces todo resulta al revés, y no pasa eso. Por ejemplo, yo.

Yo no me parezco nada a mis hermanas, que son igualitas entre ellas, y entre ellas y mi mamá. Son las tres iguales. No. Yo no. Tampoco me parezco a mi papá, él es solamente parecido a él mismo. Y yo, solamente me parezco a mí misma, y dicen que también a mi abuela Laly, sólo que con pelo-ojos cafés y sin tanta pinta de gringa.

Además, mi hermana del medio linda y el Enano, tienen casi el mismo carácter de mi mamá. Son iguales a ella. Se visten igual. Hablan igual. Les gusta la misma ropa. Las mismas películas. Los mismos perros. CALCADITAS.





Yo, en cambio, soy mucho más como mi papá.

Ni cagando puedo gritar tan fuerte. Es verdad. Pero trato. Y, además, cuando hago trámites weones, transpiro mucho. Igual que él. Y digo muchos garabatos. Siempre. En mi mente y en voz alta. Y se me ocurren muchos proyectos weones que según mis fantásticos cálculos, mejorarán considerablemente la calidad de vida en mi hogar, pero que, al final, resultan ser una gran mierda que no sé dónde meter.

Como el domingo, que fue como las weas. Porque se me ocurrió que los Bichos NECESITABAN AHORA EN ESTE MISMO INSTANTE un baño de pasto verdadero, que instalaríamos en la logia, para que fueran muy felices. En mi imaginación, el baño se veía más o menos así:


No. No tengo cinturón de herramientas.



Primero, traté de robarme un cartel de Evelyn-Michelle para que sirviera de base, pero estaba muy bien amarrado a un árbol, así que mejor le dije a Marido que fuéramos al Homecenter de la Reina, donde todo es de color vómito-material indefinido, obvio que ahí tendrían todo lo que yo andaba buscando.

Y partimos.

 El Homecenter, por alguna razón misteriosa que no alcanzo a dilucidar, estaba repleto de gente hedionda a ala, comprando adornos de Navidad. Así que entré, y me puse a transpirar altiro, caminando rápido por los pasillos, en busca de mis codiciados materiales. Y Marido iba atrás, lentamente.

Y encontré unas maderas gigantes, que alguien nos tenía que cortar, porque yo seguro que podría construir el baño con mis manitas, un martillo y unos clavos, pero Marido vetó rápidamente esta idea y sugirió unas cajas de plástico gigantes, y nos llevamos cuatro, porque la idea me pareció chópeti y seguro que si poníamos las 4 cajas una junto a la otra, zuácate que resultaba el baño gigante de pasto y seguro que quedaba así:




Partí entonces, con paso decidido y mucha transpiración, a buscar pasto en alfombra, o cómo mierda se llame, pero ningún puto mono que trabaja en el Homecenter se dignó a atendernos como por media hora, y pasó un weas con unas tablas gigantes y me pegó en el tobillo y yo le gritaba a Marido:

- POR LA PUTA EL HOMECENTER DE MIERDA, WEÓN, NO ATIENDEN NUNCA, POR LA CHUCHA, ME PEGARON EN LA PATA, TIENDA DE MIEEEEEEEEEEERDA-




Y de ahí llegó un weas que nos dijo: NO HAY PASTO.

POR LA PUTA, QUE SOY WEOOOONA, SABÍA QUE TENÍA QUE IR A QUILICURA, EN MI MUNDO IMAGINARIO QUILICURA TIENE PASTO EN PALMETA, SOY WEONA, OH. 

Así que, como claramente éste era un proyecto de la máxima urgencia que ni cagando podía esperar para el otro fin de semana ni para el día siguiente, le supliqué a Marido que fuéramos al Homecenter de Quilicura, que estaba mucho más vacío y acá sí que había pasto. LA RAJA.

Cuando llegamos a la casa, me percaté de que ni cagando me podía las palmetas de pasto con mis bracitos endebles, así que trasladar las palmetas a su respectivo contenedor con el objetivo de armar los baños se veía,  por decir lo menos, imposible. Como soy sumamente flexible ante los cambios de planes que implican no tener que hacer nada, me paré en una esquina a supervisar la operación, dándole claras y para nada gritadas intrucciones a Marido y nos quedó algo así:




Hay que decir que estos espacios entre cada caja de plástico no fueron para nada previstos por mí, porque en mi mundo imaginario, el pasto quedaba uniforme a un solo nivel. Y en mi mundo imaginario, los perros amaban su baño nuevo y meaban ahí.

Pero no pasó eso. Amaron sus baños, sí. Y se restregaron contra la tierra, se comieron un tercio del pasto, hicieron un hoyo del porte de un cráter de meteorito y después trataron de robarse las palmetas de pasto con tierra y meterlas a mi cama.


PROYECTO FRACASADO.

8 comentarios:

  1. Pero chiquilla en el homocenter debe perseguir a los vendedores, si te quedai esperando te salen raíces. Yo persigo a todo el mundo hasta que alguno ya odiandome me atiende. Yo creo que me tienen identificada en los homocenter y homodepot del mundo jajajá. (Por que si, yo soy la maestra de la casa, marido científico no tiene tiempo para esas cosas mundanas jajajá)

    A todo esto hace unos días vi esto y lo encontré re buena idea:

    http://www.patatas.cl/shop/bano-interior-para-perros/

    Supongo que eso fue lo que quieres hacer no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los perseguí! Pero me ignoraron.
      Y eso era justamente lo que quería hacer, pero fracasé estrepitosamente...
      Saludos!

      Eliminar
  2. cuentas muy bien las historias! xD
    estoy seguro que para ti, no fue muy chistoso el resultado del proyecto, pero para los terceros que leemos esto, lo encontramos muy divertido.

    Algo asi ocurre conmigo y mis amigos. Me pasan cosas que todos encuentran divertidas, menos yo (por lo menos al ppio)

    Por ejemplo. Esto paso hoy (lo juro) y lo comparto para retribuir los buenos ratos que paso, cuando leo el blog.

    Hoy esta de cumple mi hermana y tenemos la tradición de hacernos desayuno.
    La perla, me pidió yogur con cereal (cereal con azúcar, no la comida de pájaros que desayuno yo) y tuti fruti bañado en jugo de naranja.
    Así que hoy me levante temprano (no diré cuantas hrs dormí, ya que si bien son pocas, no se cuanto duermen todos los días y no quiero salir con algún comentario hiriente...como en las tablas de Moises para la practica, donde dice que podría ser peor, podrías estar estudiando para el examen de grado... mi caso....T_T)

    Como decía, me levante temprano para ir a la feria y comprar fruta para mi hermana.
    Compre manzanas, papas, naranjas (iban en el carro), huevos, frutillas, guindas, limones y almendras (los tenia en la mano)
    Llego a mi casa y al buscar las llaves en el carro y encuentro pescado, duraznos, frutillas y guindas.
    Que paso?
    Pues intercambie carro con alguien, asi que tuve que volver a la feria y preguntar a todas las personas con un carro rojo, si habían comprado pescado y a todas les explique que había cambiado carros con alguien y todas se aguantaron la risa, menos una anciana que pensó que le quería robar 7.7
    Como dato, la feria esta a 15 a 20 min a pie... Solo de ida
    Le pregunte a 7 personas con carro rojo antes de rendirme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajajajajajajaajajajaaja qué historia más notable. Igual podías salvarla con las frutas, pero pescado al desayuno.-... mátenme.
      Qué chópeti que te rías con mis historias. Gracias por comentar!
      Saludos!

      Eliminar
  3. Entiendo lo de ser la no parecida de la familia. Mis papas son trigueños de ojos cafe, yo rubia de ojos azules. Madre mide 1.58, yo 1.77. Todos tienen pelo liso y yo soy rulienta. Una profesora en el colegio me pregunto si era adoptada. Ellos dicen que soy hija de ellos y que soy igualita a la tia juana que es como tia bisabuela (?) Pero mi teoria es que me robaron de colonia dignidad, jajajajajajaha. Aunque de perso soy como mi viejo, que también es griton, y hacemos el mismo gesto con las cejas cuando nos enojamos, jajajajaj.

    Yo entiendo tu ansiedas por terminar con el proyecto, xq no puedes estar tranquila hasta que esta listo. Pero a mi me pasa q si no lo hago en ese mismo instante no hago ninguna wea xq mi mente me lleva a otros lugares, jqjajajaja. Animo con encontrar una solución sanitaria para tus canes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaaja, a mí también me decían que era adoptada (mi hermana).
      Sobre los proyectos, me pasa lo mismo que a ti. Si no es AHORA ya no fue nunca. Quedará botado en un rincón, llenándose de arañas de rincón que me impedirán limpiarlo o continuar.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Ohhhh!!! Pensé que sólo a mí me había pasado algo igual!!!!... Vivo en departamento con mis tres enanas, de las cuales una desarrolló el temido "síndrome de ansiedad por separación" y por lo tanto cada vez que salíamos dejaba literalmente LA CAGÁ!!!! Rompió el sofá, rompió los guardapolvos, se hacía pipí y caca en lugares no debidos y un largo etcétera, por lo tanto decidimos contratar a un entrenador que nos ayudara a manejar esta situación. Él nos dijo que una buena idea era poner un baño "más atractivo". Primero intentamos con una base plástica y arena para gatos, lo que no resultó en absoluto (creo que se ofendieron por ser de "gatos") así que entraron toda la arena a la casa! Luego pusimos las palmetas de pasto, las que escarbaron y usaron de cama... resultado, el día que viajabamos a buenos aires a pocas horas de que el vuelo saliera, a las bichas se les ocurrió romper todas las palmetas y en algún movimiento ninja repartirlas por el piso y paredes del depto... me quería matar y de paso matarlas a ella y también pensé que era muuuuy re weona porque "regue" el súper baño de pasto natural "para que durara más" y el resultado fue una bomba de barro!!! Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii!!! El pasto no funciona!!! Yo les pongo esos pañitos especiales, pero pensé que el pasto sería mejor. ERROR. Aunque ayer, el Bicho Menor hizo en el pasto -que ya está más seco que escupo de momia- así que quizás no todo es fracaso.
      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar