@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Nuestro Perro Civil: Cuarta Parte




A diferencia del Dios, que ni cagando conoce el amor incondicional ,porque cuando lo weveas mucho te manda al infierno o te convierte en sal, nosotros AMÁBAMOS-AMAMOS a nuestro  perro civil y nuestra Bichita también, a pesar de sus infinitas y enormes cagadas.

Y él nos amaba con locura a nosotros y se derretía cuando le hacíamos cariño, exquisito, con su mal aliento y sus orejas distintas. Además, sus patas olían muy bien y, aunque no lo crean, es mega híper obediente, ojitos de amor, yo hago lo que Uds. quieran, díganme qué hago, díganme qué hago, díganme qué hago, los amo, sí, los amooooo.; hay un curado gritándote, mamiiii?? NOOOOO, yo lo mato, GRRRRRRRRRRROWWWWW; hay un perro molestando a mi hermanita? NOOOOOO, yo lo mato, GROOOOOOOOOOOOOW; hay un perro-sin respeto saltándole encima a mi  mamita?? NOOOO, yo lo mato, GROOOOOOOOOOOOOOW (historias verdaderas)

Historia verdadera número 1. Sí, todas involucraron mostrar los calzones, gracias.

Como ni yo ni mi marido somos de esa gente pérfida que abandona a sus perritos, contratamos a unos entrenadores chópetis-anti César Millán-refuerzo positivo- MÁS CAROS QUE LA CRESTA y metimos a nuestro bicho problemático y negrucho a clases de una hora a la semana, todos los jueves, además del entrenamiento que hacíamos nosotros durante la semana ; le hicimos exámenes de sangre para ver que no fuera nada orgánico y también le dábamos flores de Bach cuatro veces al día, lo que fuese para mejorar a nuestro negrucho de su mal carácter; y lo paseábamos 30 minutos en la mañana, le pagábamos a alguien para que lo paseara 45 minutos en la tarde y después de la pega, nosotros lo paseábamos como una hora y media, para que no se estresara, para que el ejercicio lo ayudara a ser más mejor, aunque era un flojo y estaba raja a la media cuadra.

A pesar de lo anterior, el diagnóstico del entrenador fue lapidario y  casi lloramos. Después de haber visto al Gran Bicho atacando a otro perro mientras paseábamos y después de ver el desastre en la casa nos dijo:

1. Este bichín tiene serios problemas de agresividad con otros perros. La agresividad es MUY SUMAMENTE difícil-casi imposible de solucionar al 100% pero sí se puede mejorar, hay que ir viendo, les espera un largo proceso y tengan claro que hay casos extremos en que la agresividad es tal, que el perruno no puede vivir una vida plena y debe ser dado en adopción o cosas peores que no quiero repetir.

Y el entrenador nos dijo que éste no era un caso TAN mega extremo como para lo peor, pero que no nos hiciéramos ilusiones porque nuestro perro civil estaba redirigiendo su agresión en los paseos contra nuestra bicha, lo que significa, en lenguaje perruno "te veo perro malo, te veo, TE VOY A COMER , GROOOOOOOOOOOOOOOOOW, GROOOOW, qué es este perro al lado? GROOOOOW, te voy a comer, noooo, perdón, eras tú, mi hermana mayor". Pero ya era tarde y siempre le pegaba una mascada chiquitita chiquitita porque nosotros le habíamos enseñado a morder despacito, pero nuestra Bichita Mayor es muy mamona y lloraba igual, aunque después se daban unos besos de perdón máximo, porque son perros y los perros son la raja.

El problema peor, decía nuestro entrenador anti César Millán, es que nuestro Gran Bicho, aparte de redirigir contra nuestra Bichita Mayor, redirigió un par de veces contra nosotros, lo que en lenguaje simple significa que la desesperación de no poder ir a atacar al perrucho lo hacía mordernos a nosotros. Algunos se escandalizarán, pero esto de la redirección es bien común y nuestro entrenador dijo que no era grave-gravísimo porque nuestro Gran Bicho cachaba altiro que se había equivocado, y nunca llegó a más que posar sus dientes gigantes en nuestros brazos, porque él mega confiaba en nosotros y nosotros en él, y eso es ultra importante y como mega confiábamos en él, el entrenador dijo que le diéramos no más, que lo intentáramos.

2. Este bichín -y esta parte sí que dan ganas de llorar- tiene "ansiedad por separación". Él cree, CADA VEZ que Uds. salen de la casa, que lo abandonaron y no van a volver más, lo que lo hace entrar en un pánico demencial, convertirse en el demonio de Tazmania y destruir la casa. Porque cree que lo dejaron solito de nuevo, para siempre, como cuando lo abandonaron y lo dejaron solito en su placita POBRECITOOOOOOOOOOOO. Esto también, dijo el entrenador, es híper difícil de tratar, pero démosle con flores de Bach.

Miseria infinita.

Y nosotros le dimos. Le dimos CON TODO porque le teníamos fe a nuestro perro civil y él de veritas que trataba y avanzó mil. Y empezó a jugar con otros perrunos y a poder quedarse en la casa solito sin cagadas como por alrededor de una hora, salvo por mear el Play Station, porque por la puta que le gustaba esa weá. Y era mega-ultra obediente, hago caso en todo si Uds. están conmigo, de veritas que sí, y, por ejemplo, si miraba con malos ojos a otro perrucho y ese otro perrucho le gruñía, nosotros le decíamos "Nicanor, NO! Déjalo" y él nos miraba y movía su colita llena de amor y no peleaba, lo que, como todo dueño de perro sabe, es una prueba más grande que el hoyo de obediencia máxima, porque anda a parar a un perro que quiere pelear con otro usando el solo poder de tu voz.

Pero nuestro perro civil era así, perfectamente obediente y mamón y le daban mucho miedo los perros salchichas (a quién no, mi tía Jacque tiene uno que se llama Francisco Hurtado y es mega traidor y la muerde) y la gente en la plaza nos decía que había ultra cambiado, que se veía mejor-más feliz-menos peleador y nos daban ánimo.

Pero por mientras, mi papá me decía: TE DIJE WEÓN, TE DIJE QUE LES IBA A QUEDAR LA MIERDA CON ESE PERRO WEÓN, TAN PORFIADOS QUE SON, WEÓN OH. Y mi mamá decía que nuestro dpto. olía muy mal por culpa de nuestro perro civil. Y él unico que nos apañaba era nuestro entrenador, porque el sabía cómo hacerlo, sabía con todo y que estábamos tratando con TODO y que queríamos a nuestro perro civil de ojitos brillosos de amor con TODO.


Y nuestro Gran Bicho avanzó tanto y mejoró tanto que juro que me crecía el corazón de orgullo cuando jugaba con otros perrines en la plaza o me miraba a mí cuando un perro malo le gruñía, para esconderse entre mis piernas y que yo lo salvara, y yo sabía que seis meses atrás se lo habría tratado de comer.



Pero, como todos sabemos, la vida no siempre es buena sino que a veces, a pesar de los máximos esfuerzos, es como las weas y hay cosas que, aunque queramos, no se pueden cambiar. Y así, un infausto día, nuestro Perro Civil, sin ningún preámbulo, atacó a un perro quiltrófilo en la plaza y salió persiguiéndolo con odio máximo y ojos de rayos láser, causando que casi atropellaran a nuestra Bichita, que salió detrás de él y, por suerte, ella está híper mega perfectamente entrenada, y cuando la llamamos, volvió. Pero nuestro Perro Civil no volvió, así que fuimos a buscarlo. Y lo habían atropellado...

NO, MENTIRA.

Estaba feliz el muy weón y llegó moviendo la cola. Y en el camino se trató de comer a varios perros más.

Dos meses después, nuestro Perro Civil seguía peleando con perros cuando salía a pasear con correa, tirándome a mí al suelo con todo y dejando las medias cagadas en la calle, porque mientras yo me caía, mi Bichita Mayor se soltaba de mi manito y salía escapando del energúmeno, porque a ella no le gustan las peleas. Seis meses de entrenamiento después, seguíamos con problemas en la calle y, además, cacas familiares en la casa, aperturas clandestinas de refrigerador y otros.

Y un triste día, el entrenador nos dijo:

- Creo que ha llegado el momento de pensar en buscarle otra casa a su perro civil. Él los adora, se nota, y Uds. también, pero su nivel de ansiedad por separación es tan alto, que vive en constante estrés y se manda todas estas cagadas y no es feliz-

Y NO ES FELIIIIIIZ!!

Y ahí nos quedó la cagada, porque lo sacamos de la plaza porque no era feliz y nosotros queríamos que fuese híper feliz, pero no podíamos renunciar a nuestros trabajos para estar todo el día con él en la casa (como él necesita por su ansiedad por separación), así que nos pusimos a buscarle una casa llena de amor y gente cesante-dueñas de casa, pero nos arrepentimos y mejor le dije a mi papá:

- Hola, papá, ¿por qué no te llevas a nuestro perro civil a tu casa en Rapel-de jardín gigante-orilla de lago- cuatro perros que serán amigos de nuestro Perro Civil - y Roberto y su familia-amantes de perro-que viven ahí todo el año y nosotros lo vamos a ver siempre?-

-CHUCHA LA WEÁ, QUÉ CREIS QUE SOY BOTADERO DE PERROS, TE DIJE WEÓN OH, TE DIJE QUE ERA UNA WEÁ. PREGÚNTALE A TU MAMÁ.

-Le pregunté, dijo que no-

-PICO LA WEÁ, Y QUÉ SABE TU MAMÁ, WEONA AMOROSA. BUENO YA-

Y así, un fin de semana de septiembre, partimos con nuestro Perro Civil y nuestra Bicha Mayor camino a Rapel, para dejar a nuestro negrucho triste en su nueva casita, en el viaje más miserablemente triste que he hecho en toda mi vida.




CONTINUARÁ...



12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pamela, prometo que la tristeza será solo momentánea.

      Eliminar
    2. :) mi hermana me dice: creo que el perro civil sera feliz jejejejje :)

      Eliminar
  2. puta que me rei con eso de que "lo habian atropeyado...NO, MENTIRA" xD

    Adoro los perros y algun dia tendre una casa con un perro y le enseñare a gruñirle a mi futura suegra que no conozco y a los pretendientes de mi futura hija, en caso que llegue a tenerla.
    xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Los perros son lo mejor. Los míos ladran cuando les pido, así que cuando se me quedan las llaves y necesito que me abra el conserje, uso sus habilidades para conseguir mi objetivo.

      Eliminar
  3. Nos dejaste en ascuas a mi perra civil y a mi. Espero el momento triste y tus ojos llorosos sean recompensados con perro civil feliz comiendo pejerreyes en Rapel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No adelantaré nada! Jajajajaja. Pero trataré de subir hoy la próxima y última parte!

      Eliminar
  4. Mi perrito se murió hace un par de días y estoy con una pena negra...pero leer sobre tu amor por el tuyo es muy reconfortante...es normal amar a sus bichos con la vida!! Espero la historia tenga final feliz.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Awwww, mucho ánimo!!! Me puedo imaginar la negritud de tu pena, porque por la cresta que uno quiere a estos bichos lindos!

      Eliminar
  5. Acabas de iluminarme ...mi perra que es una labradora hermosa, juguetona , inteligentisima y una excelente nadadora... Obediente en fin... La amo.. Siempre se porta súper bien siempre pero un día que la llevé a casa de mi pinche ( para probar que onda tb porque si acepta a mi perra tonz aprueba una parte) y se llevaron súper bien durmió con nosotros... Avisaba para sus necesidades como siempre pero a los días de visita ..salimos y cuando volví..se había comido una vela de la mesa de centro, rompió un trofeo de mi pinche, un parlante de iPhone, el control de la tv, y lo peor se comió mi código civil !!! ( amé eso último). Por suerte mi pinche que andaba jugado aguantó estoico y no me dijo nada.. Y luego otro día volvió a hacerlo en mi casa y se comió el secador de pelo y mi CPC!!! Ahora entiendo porque lo hace... Pensaba que era de perrita mala pero no ..nanai me extraña ..debo reconocer que estos meses de estudio adoro que siempre esté durmiendo a mis pies ...tan leal y comprensiva. Así que cuando termine el puto examen le darey todos los apuntes para que los haga mierda y seamos felices las dos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja. Por favor saca fotos de ese hermoso día en que le pases tus apuntes. Cómo va a gozar!!!!! Ánimo con ese estudio!

      Eliminar
  6. Sobrina Nieta te mueres todo lo que me he reído con tu blog. Lo descubrí después de leer por separado los post de la tortura del grado y el de los cuicos (el que leí con mi marido y toda su familia que se apretaban la guata de tanto reírse al reconocerse en tus palabras jajajaj)

    En fin, alegraste mis viajes durante las vacaciones, donde nadie entendía por qué me reía como una loca y no miraba los paisajes jajajaja

    Pero leyendo este post dije no, debo defender a los salchichas. Tienen muy mala fama y mi hijo perro es uno de ellos y es un dulce. Te mueres, él puede ser la excepción que confirma la regla, pero ese perrito es LO MÁS! es tierno, amistoso, busca cariño en todos lados y llora.. sí! llora cuando los otros perros no lo toman en cuenta para jugar. Es un delicioso que hizo que cualquier prejuicio salchichístico desapareciera para mí.

    Así es que doy por cumplida mi misión defensora y espero seguir gozando tus historias, porque son geniales.

    ResponderEliminar