@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

martes, 20 de mayo de 2014

La histeria salva vidas



Inspirada en una conversación por Twitter.


Que las mujeres somos histéricas. Alteradas. Que gritamos por nada. Sí.

A todos quienes piensen esto, yo les digo: Amigos, LA HISTERIA SALVA VIDAS.

Caso de estudio número 1: corría algún año indeterminado de mi pololeo con Marido. Retozábamos en la piscina junto a mi madre, mi prima mayor y su primogénito. De pronto, zás, primogénito se cayó al agua y es enano, NO sabe nadar.


Reacción: mujeres rajan a la piscina a salvar a la criatura.


Marido se queda sentado y, a lo lejos, mientras sorteamos los obstáculos para tirarnos al agua, lo escuchamos afirmar con absoluta certeza: Pareze que el Joze ze eztá ahogando.




Gracias, Marido. De verdad que no nos habíamos dado cuenta.

Caso de estudio número 2: invierno gélido del 2012. Bicha Mayor tenía tan solo 3 mesesitos. Era enanita y olía a perfección. Estábamos jugando con ella en el jardín, cuando de pronto, se acerca saltimbanqueando al borde de la piscina. Yo le dije: Bicha mala, NO!


 Pero ella me miró con sus orejas gorditas y se TIRÓ AL AGUA LA MUY CULIADA, sin ponderar en su mente de Bicho infausto que NO iba a poder nadar porque su cabezota pesa más que su cuerpo y que hacían cien mil grados bajo cero.

Reacción: yo me tiré al agua a rescatarla. Marido, en cambio, se dirigió a paso lento al hogar a buscar una toalla.



UNA TOALLA, CONCHAMIMADRE.

Caso de estudio número 3: Marido se compra anteojos nuevos y es feliz. Le salieron caros. Marido es muy lerdo. Se encuentra entonces en el muelle, en Rapel, conversando con mi padre, cuando debido a un gesto descoordinado, bota ÉL MISMO SUS PROPIOS ANTEOJOS al lago, los que se empiezan a hundir rápidamente en las aguas llenas de caca de chancho.



Reacción: Mi papá se caga de la risa, mientras Marido corre (sorprendente) NO a tirarse al agua, sino en dirección a la casa, trayecto durante el cual se encuentra conmigo.



Le pregunto:




Yo:



CASO CERRADO.

(No. Obviamente, no encontró los anteojos)

46 comentarios:

  1. jajaja, pucha, lamentablemente me siento identificada con marido :(. Soy la persona menos proactiva que hay, en situaciones de ese tipo (todas las situaciones en verdad, por la mierda).

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja casi me meo de risa!!!

    ResponderEliminar
  3. jajajajaa
    xD!!!
    En defensa de marido (solidaridad de genero),el es practico.
    De que sirve un perro y dos personas mojadas?
    mejor que una salte al agua, mientras la otra va a buscar la toalla...
    sobre los lentes...
    lo siento marido, no existe defensa contra eso xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahahahaha, cierto. Aclaro acá que la toalla era para mi Bicha y no para mí ....

      Eliminar
  4. Estimada sobirna nieta,
    siempre leo su blog y me reí #demaciado con este; aunque la palabra histeria no me gusta. :(


    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiijji, gracias!
      La palabra histeria es buena! Depende cómo se use!

      Eliminar
  5. Suelo leer tus post siempre, y cagarme de la risa todas esas veces. Me da un poco de paja comentar xd pero hoy tuve que hacerlo, porque conchemimadre que es verdad. Mi caso de estudio, mi trabajo: supermercado, sábado, medio día. Un pendejo andaba con su papá, arriba del carro jugando a fantasilandia. Cuando derrepente pendejo salvaje se hizo cagar la nariz de un cabezazo, tirando litros de sangre por todo el piso. Su papá lo bajo del carro, le agarró la ñata y me dijo "Tiene un pedazito de confort que me preste? se rompió la nariz" CON TODA LA CALMA DEL MUNDO. Conchemimadre. Yo corrí como encapuchado en marcha al pasillo del papel higiénico, tomé la primera bolsa con papel que vi, la hice cagar y se la pase. Después llamé a seguridad para que llamarán a una ambulancia. Ok, me fui en vola, pero tenía como 6 años xd. Y su papá lo único que decía era: Tu mamá me va a matar. Hombres. Un abrazo, erís la mejor <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooh, qué bueno que te hayas animado a comentar.
      Yo habría reaccionado igual que tú! HOMBRES.... se ponen neuróticos con el fútbol, pero se les puede estar desangrando el crío al lado Y NADA.

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Un lluvioso día del invierno pasado, una de mis perras que es del porte de un oso pardo, cayó a la piscina en casa de mi madre que tenía agua hasta como 50 cm del borde. La pobre estaba en 2 patas con su hociquito de oso pardo a penas afuera del agua y no podia salir porque la piscina no tiene lado menos hondo y la escalera es de metal.
    La cosa es que si, gracias a la histeria salte a la piscina con ropa a sacar al oso que solo se podía sacar empujando su enorme poto de osa desde abajo.
    Me recagué de frio, pero salve la vida de mi osa.
    La histeria salva vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fé que la osa seca pesa como 40 kilos, y mojada pesaba como 100 (no, yo no estaba el día que eso sucedió, y no, no fui a buscar una toalla para la osa)
      Por solidaridad de género, me parece que marido merece un post reivindicador porque entre el "marzela un pezcado me mordió una teta" y el "pareze que el joze ze está ahogando" lo eztáz dejando muy mal ante zuz parez

      Eliminar
    2. Ajajajajaja, yo también habría saltado, POBRECITAAAA.
      Meditaré sobre el post reivindicador...

      Eliminar
  7. Yo creo que el problema acá es marido!!! Demasiado mamasan para mi gusto.... Saludos, adoro tus posteos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él es como ZEN en estas ocasiones. DEMASIADO zen.

      Saludos!

      Eliminar
  8. Lo maximo la familia vestida de baywatch! jajaja lo ame!

    ResponderEliminar
  9. Sobrina nieta, me parece que el concepto es el que está equivocado. Histeria es todo lo contrario de tirarse al agua a rescatar a un niño que se ahoga. Al contrario, la reacción histérica sería empezar a gritar y paralizarse, sin finalmente hacer algo.

    Así que no es histeria sino buenas reacciones frente a problemas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, ¿te imaginas si el título de este post fuera "Las buenas reacciones frente a problemas salvan vidas"? CUECK.
      Jajajaja.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Jajaja, igual hubiese quedado bueno :D

      Eliminar
  10. Qué risa los trajes de Guardianes de la Bahía, se me cayó el carnet sólo al recordar a Mitch Buccanon (o como se escriba) corriendo con la pechugona de la Pame Anderson XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii, grande Guardianes de la Bahía, la veía doblada al español y todo.
      Saludos!

      Eliminar
  11. Jaque Mate!... ¿qué se puede hacer después de tremendo argumento? Nada. Pobre marido. Muy buena historia... mis amigos me dicen "no sigas leyendo a esa mina... si está medio loca"... y yo les respondo "¿y por qué crees que la sigo?... hay mucha gente demasiado normal... muero de risa con sus historias"... y es verdad. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahahahahaha, no le hagas caso a tus amigos! La normalidad está completamente sobrevalorada.
      Saludos!

      Eliminar
  12. Quisiera tener la histeria que salva vidas. En mi caso, soy más parecida a tu marido (diablos!) que a ti.
    Mi ejemplo: tenía doce años y estaba paseando por el Mim (todo un evento para mi alma infantil). Iba paveando como de costumbre y veo a un abuelito. En silla de ruedas. Avanzando lentamente y paveando, igual que yo. El abuelito mira para todos lados, los experimentos, el museo..... Y sin cachar, se va acercando a una escalera de ocho peldaños para abajo. Y yo sólo podía pensar: ohhhh..... Se va a sacar la chucha, se va a sacar la chucha, ohhhhhh........

    SE LA SACÓ.

    No fue de maldad ni de mala onda. No atine a nada, ni a gritar, ni a correr, ni a nada y sentí todo el cuerpo paralizado. Mi papa salió disparado a recoger al abuelito del suelo porque no alcanzo a frenar su tremendo porrazo y desde el suelo me miro y me dijo: porque no hiciste nada!!!! Tengo 29 y me sigo preguntando lo mismo.

    Espero que la maternidad, cuando llegue, me confiera la histeria que salva vidas porque hoy por hoy, sigo pava como ninguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajajajajajaja, noooo, pobre abuelito!!! Te pasaste! Le voy a contar a Marido, para que no se sienta solo en el mundo.

      Saludos!

      Eliminar
  13. "WHAT???" Jajaja, estallé de la sarri. Y aproveché de comentar (es mi primera vez xD). Tus monos son muy buenos y ayudan a que la historia sea más hilarante aún.
    Saludos!
    Loreto.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Loreto! Qué bueno que te animaste a comentar.
      Saludos!

      Eliminar
  14. Me declaro fan number one de tu papá. Un ídolo en crocs amarillos, que derroche de estilo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es un derroche de estilo con sus crocs. Hahahahaha.
      Le voy a decir, porque se queja mucho de cómo lo dibujo en el blog.
      Saludos!

      Eliminar
  15. Suelo comentar a menudo porque amo y espero a diario cada uno de tus post.
    A defensa de Marido diré que no sólo los hombres no tienen reacciones normales humanas ante situaciones extraordinarias. Un vez mi madre decidió cambiar un acuario pequeño por uno mega-gigante para regalarselo a Padre, mas de 50 litros en un maravilloso acuario que sería de sueños, vino un caballero a instalarlo y cuando estaba llenisimo, iluminado y listo para instalar a los peces el acuario se trizo por la mitad y en menos de 3 segundos 50 litros comenzaron a caer al suelo como cascada del salto del Laja en sus años mozos, mientras yo gritaba como histerica juntando todas las toallas y sabanas que podia encontrar para tirar al suelo y evitar que el valioso piso flotante de mi madre se mojara (porque debes saber que si se moja se hincha) Madre no encontro nada mejor que salir de su estado de shock ir a la cocina y sacar dos paños de lozas... DOS CONCHEMIMADRE!! los tiro en los 50 litros de agua y las weas quedaron flotando y madre imnotizada mirandolos esperando que absorvieran el agua... jajajajjajaja
    Resultado: casi me tuve que tirar yo con ropa como esponja humana para evitar que todo se siguera mojando y despues tuvimos que sacar a penas la alfombra gigante con 50 itros encima pesa mas que la mierdaaaaaaaa, en este caso la histeria no salvo mi espalda, pero si me dio un excelente material para weviar a mi madre en cada reunion familiar jajajajajja.
    cariños, eres mi ídola!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajajajajajaajaja, me muerooooo con esa cantidad de agua en el piso flotante. Y tu mamá!! DOS paños de cocina... jajajajajaja, maestra!!!!
      Saludos!!

      Eliminar
  16. La histeria salva vidas. Yo ni cagando tengo tan buenas ideas en las situaciones que se necesitan, pero tampoco tan pasiva como marido.
    Me encantaron los dibujitos, sobre todo los de "Guardianes de la Bahía" .
    Eres seca, hasta en emergencias jajaja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Ya van dos post tuyos con marido hablando con zetas. De verdad cecea ??? o es puro bullying???? jajajajjajajaa. Debo asumir que te llamas Marcela ???

    Pancha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji, es PURO bullying. En mi mente malvada, cecea cuando dice weás idiotas, como "Marzela, un pezcado me mordió la teta".
      Sí, me llamo Marcela :-)
      Saludos!

      Eliminar
  18. CTM qué manera de reír!!!
    Ah y yo interpreto las zetas como un tono aweonaito de Marido, que me es muy familiar en la voz de mi Pololo cada vez que no es capaz de atinar ante cualquier emergencia. Pucha que me sentí identificada! jajaja

    Saludos!
    Tami.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji, síiii, Tami, es exactamente eso. El tono aweonaito.
      Saludos!!

      Eliminar
  19. Jajaja que manera de reirme con este post!!! Genial como siempre!

    ResponderEliminar
  20. jajajajajajajja me morí de la risa!!! Muy bueno !!

    ResponderEliminar
  21. Jajajajajaja!!! En mis versiones mi marido también habla con "z" cuando da esas respuestas lerdas de hombre.

    ResponderEliminar