@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

viernes, 30 de mayo de 2014

Lo que aprendí de Disney


Bicho Menor está de lo más feliz y muy bien, considerando los fierritos que cruzan sus patitas.

Todo esto me ha hecho pensar en Dumbo. He pensado muchísimo en Dumbo. Y pasar de Dumbo a El Rey León es muy fácil. Y del Rey León, devolverse a La Sirenita y la Bella y la Bestia, más que fácil, ES HERMOSO.

Es casi una herejía tener que aclarar esto, pero por si acaso, La Sirenita es una película cuyo chopetismo-chopeteidad es INFINITO. A los 18   7 años, podía recitar la película COMPLETA de memoria, con canciones incluidas.Tenía, además, un traje de baño con vuelitos rosados que, de acuerdo a mi objetivo punto de vista, me hacía verme totalmente igual a Ariel, sobre todo cuando nadaba y me subía al borde de la piscina representando la mejor y más maravillosa escena de la historia de la humanidad:



Que en mi humilde caso, se veía así:









Yo sé que está de moda echarle la culpa a Disney de todo lo que resulta mal en nuestras vidas. Que Disney nos cagó la onda con el cuento del príncipe azul y las princesas y  el "vivieron felices para siempre".

Pobre Disney. A mí me encanta.

Basta ver los clásicos infantiles de Disney para pegarse la cachada de que los personajes femeninos son el centro de la historia: las mujeres LA LLEVAN, tienen un hermoso sueño (ser humana, tener aventuras que al mundo asombren, encontrar al príncipe azul que yo soñé, tener un alien de mascota, qué sé yo) y pelean por él hasta el final. ¿Qué tal? ¿Qué hay de malo en esto?

NADA.


Si a alguien hay que echarle la culpa por la weá del Príncipe Azul, es al Dios. Pobre Walt Disney, él no tiene nada que ver. Es el Dios el que nos ha proporcionado un modelo de mujer altamente malvado e inalcanzable: LA VIRGEN MARÍA, adolescente de 16 años que nació sin pecado original, tuvo al hijo de Dios y se mantuvo virgen por siempre. Traten de lograr este ideal y ya verán cómo FRACASARÁN irremediablemente.

La Virgen no tiene sueños propios que alcanzar: un ángel le dijo qué hacer.  La Virgen no conoció el amor: es VIRGEN. La Virgen es MADRE. MADRE y VIRGEN, AL MISMO TIEMPO, chúpense esa y retúerzance ante la imposibilidad de lograr semejante combinación. Traten, a ver si se les aparece un ángel dorado y les engendra al Hijo del Dios en su vientre. JA!

Todavía recuerdo mis horas de religión-colegio de monja- en que nos hacían pintar a la Mater Admirable, que, básicamente, era una pendeja de 15 años, hilando ropa y rezando, mientras EL HIJO DE DIOS crecía en su vientre, y la pobre no había agarrado ni siquiera un pico. Ni siquiera por sobre la ropa. NADA.



Todas esas horas de dibujos, podría haber estado pintando a las Princesas Disney. ¿Quién no quiere ser como ellas? Más encima, es mega fácil. Hay que seguir los siguientes pasos (y ninguno de ellos, involucra la aparición de un ángel ni el parto de un hijo por el ombligo, para no perder la virginidad, ORSBVIO):

PASO 1: ten un sueño, no importa lo imbécil que sea, nadie te va a juzgar.

Quiero mi propio restaurante.

Quiero una mascota.

Quiero aventuras que al mundo asombren.

PASO 2: aperra y juégatela por el sueño. Da lo mismo cómo, en el mundo de Disney, TODO vale. Ir donde brujas satánicas, hacer tratos con los malos, generar síndrome de Estocolmo, bailar con extraños en el bosque, lleva a un alien a tu casa, etc, etc, etc.



Me escapo de la torre.



Me meto al ejército disfrazada de hombre.

Voy donde la bruja.


PASO 3: logra tu objetivo..

Soy humana, vamos conchamimadre!

Recuperé a mi hermana, vamos conchamimadre!

Volvimos a la casa o algo así. Hace tiempo que no veo esta película.


PASO 4: canta TODO el rato (por eso yo canto tanto)




Y me veo IGUAL.

Como pueden apreciar de esta detallada enumeración de pasos, NINGUNA princesa Disney es virgen y madre al mismo tiempo. Ninguna princesa Disney es virgen. De hecho, son más calientes que la cresta: un mino les mueve los ojitos claros, y ya lo dejan todo por él (léase, por ejemplo, Ariel, Blancanieves, Aurora). Bien por ellas. Es más, no todas las "princesas" Disney SON realmente, princesas. NO. Pero las incluimos en la lista de princesas porque son mujeres y punto. LA ZORRA.

El mito del Príncipe Azul NO es culpa de Disney, ni cagando. El mensaje de las películas de Disney NO es encontrar a tu príncipe azul, NADA QUE VER. El mensaje es hacer la weá que quieres hacer y si, en el camino, encuentras a un mino, bien por ti. La Sirenita no se trata de una sirena que busca el amor de su vida. NO. Se trata de una pendeja que quiere ser humana, conoce a un mino, y tiene más razones entonces para querer ser humana. El Rey León se trata de un león que quiere recuperar su reino. Blancanieves se trata de una pendeja escapando de su madrastra y cuidando enanos.

Encontrar a tu príncipe azul, si estás dispuesta a aceptar matices en el color azul -que para algo están los celetes, el azul paquete de vela, el azule cerúleo, etc.- es bien réquete fácil. Y si no estás dispuesta a aceptar matices, me pregunto ¿quién habrá metido esa idea weona de perfección en tu cabecita, cuando apenas eras una niña? ¿No habrá sido, por ejemplo, tu profesora de religión, cuando te contó el cuento de la Virgen María? ¿Cuando te dijeron que lo PERFECTO era engendrar al hijo del Dios y, de alguna forma que, ciertamente, no puede involucrar parto normal, mantenerte Virgen por siempre?

Esa weá  sí que es inalcanzable y de un solo y único color azul: el color VIRGEN.

El ideal  femenino que te repiten en el Colegio de Monjas, con el descaro más absoluto, es, a falta de ser María, ,  ser la "señora" de un gran político, la "señora" de un gran empresario, la "señora" de un gran hombre, porque, claro, nuestro modelo femenino es la "madre" de Dios. No es María. Es María, la madre de Dios. No es Pepita. Es Pepita, la señora de Fulano.

Eso son las mujeres. Algo de alguien, énfasis en ese alguien.

En cambio, las princesas Disney son ellas: es Ariel, la sirena rebelde con mal de Diógenes. Bella, la lectora del pueblo en busca de aventuras que al mundo asombren. Aurora, la que NO quiere ser princesa, sino vivir en el bosque, cantar, recoger fresas y esperar a su mino. Blancanieves, la que manda a esos Enanos weones que excavan joyas para ella. Jazmín, la que no quiere casarse si no es por amor y tiene un tigre de mascota. Rapunzel, la que se escapa de su torre para sapear el mundo. No es Ariel, la señora de Eric. Pico con Eric. En estas películas, los hombres son una vil excusa para movilizar la trama. En la Biblia, en cambio, la weá es al revés: el que manda es Abraham. Sara se puede ir a la cresta y a nadie le importa. Les apuesto a que ni saben quién chucha es Sara. En las películas Disney, en cambio, los príncipes con cueva tienen primer nombre: ¿Cómo mierda se llamaba la Bestia? SEPA MOYA. ¿El Príncipe de la Cenicienta? SEPA MOYA.


A diferencia de la Biblia, Disney me ha enseñado muchas cosas HERMOSAS que no tienen que ver con el Príncipe Azul ni con ser una mujer mueble, como, por ejemplo:

1. Es normal hablar con los animales. Todo el mundo lo hace.

Prueba 1:



Prueba 2:


Prueba 3:


2. Ante la duda, canta.

Todo se arregla cantando. Limpiar es más entretenido cantando.



Hasta puedes cantar sola, para ti misma, en compañía de tus Bichos.

En la Biblia nadie canta. En misa sí, pero seguro esa weá se la copiaron a Disney.

3. Si te gusta un weón mino, juégatela. No te quedes esperando como las weonas.

La Sirenita podría haberse quedado esperando que Eric la notara. Pero no: fue donde la bruja mala y salió a perseguirlo. HAY QUE TENER COJONES.

4. Los príncipes son buenos partidos.

DUH! Pregúntenle, si no, a Kate Middleton.

5. Los 16 años son una edad perfectamente legítima para encamarte con un sujeto.

Así es. Porque esa es la edad promedio de nuestras queridas princesas.

6. No le hagas caso en todo a tus papás.

7. No confíes en extraños. Envenenan manzanas y ruecas.

Lógica elemental.

8. Si tú no te la juegas por lo que quieres, nadie lo hará.

GRACIAS DISNEY, TE AMO.



48 comentarios:

  1. Sólo tengo dos comentarios Disney-ísticos (que tuve que mandar por twitter =/)
    Y uno no Disney: Los hombres vemos en 16 colores, así que azul sólo existe uno: el azul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, por eso todo es más fácil para ustedes!

      Eliminar
  2. Ohhhh cuanto amo a Disney, y las princesas rebeldes atrevidas y medias calentonas. obvio que Disney es la raja y esas weas que nos enseñaron el colegio son como las weas. Virgen Maria, casada y preñada de otro wéa, que por lo demás nunca vio(solo vio al mensajero), osea, quien se cree esas mierdas despues de los 16 o 17 años?
    Como siempre me haces reir y reflexionar un poco con tus post de las cagadas del dios, es un algo muy malo..se extrañaba...aunque igual me haces reir mucho con los que no hablan del dios, saludos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, pobre Dios, hay que darle un respiro!

      Eliminar
  3. Demasiado clever este post!!!
    Me encantó.

    ResponderEliminar
  4. Te aplaudo sobrina nieta, me diste mucho que pensar ahora que las veo todas con mi hija

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii, velas todas, son lo mejor.
      Gracias por los aplausos!

      Eliminar
  5. Jajajaja como me haces reír!!! Incluso he incorporado el chopeti (que se, es de la nena) a mi vocabulario, escribe seguido por fis, que estoy estudiando para el grado y eres mi distracción. Saludos sobrina nieta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, excelente, le diré a la Nena.
      Ánimo con ese estudio!

      Eliminar
  6. Noooo yo pensé que yo era la única enferma que amaba Disney con locura y pasión !!! Eres como la Alexis Sánchez de los blogs, una puta genia ( en el mejor sentido de la palabra jajaj ). Las chiquillas de Disney son la caga, mujeres libres y choras. Hueón yo daría mi vida porque los animales me entendieran y me ayudarán a hacer las cosas. Me cague de la risa con lo del mal de Diógenes jaajajajajajajaajaj en vola yo tb sufría de ese mal cuando era chica y juntaba puras hueas xd. En vdd la peinó con Ariel las canciones son la raja, osea nadie se ha pillado cantando "ella está, ahí sentada frente a ti, y no te ha dicho nada aún pero algo te atrae"? Jajaja. Ay puta si querís ver una serie con estas historias, ve Once upon a time, en vdd es como que hubieran pescado mis cuentos y me los hubieran contado hoy con problemas actuales xd onda es tan bacán que Mulan es lesbiana y Rapunsel es negra a ese toque <3, y los minos también son muy buenos xd. Un beso !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo tengo un comentario que hacer para apoyar a la amiga acá arriba que te dice que veas Once Upon a Time: Hook. Eso es todo *¬*

      Eliminar
    2. Y está en Netflix? Estoy muy floja con eso de ver series en el computador.
      Un abrazo!

      Eliminar
    3. Siiiiiiiiiiiiiiií!! El Capitán Garfio!! Tienes que verlo!! (me derritoooooooooo).

      Eliminar
  7. Que gran entrada, sobrina nieta. He escuchado a varias amigas tirar la talla contra Disney, me parece que alguien hizo hasta una obra con ese tema. Pero la manera en que pones las cosas en perspectiva es genial. No puedo comentar de las películas, porque salvo los clásicos ochenteros que vi cuando niño (Dumbo, la dama y el vagabundo, 101 dálmatas), de adolescente era muy mamasan ver El rey leon, y derechamente de niñas todas las otras. Al menos apuntaron bien a su público objetivo, que hoy reinvindicas con maestría.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Y lo que se quedó en el tintero: que bueno que tu perrito está mejor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Hoy tiene control mi Bicho.
      Y sí, Disney es lo mejor. No sé por qué le echamos la culpa de cosas.
      Saludos!

      Eliminar
  9. Mater Admirabilis??..eso me parece familiar. Monjas Inglesas ??....yo tb. pero en la versión penquista !!

    Pancha

    ResponderEliminar
  10. Es como leerme a mi misma. No puedo creer que existamos dos dementes con historias TAN parecidas. De hecho comenzaré a cantar mas para aumentar mi nivel de nobleza. Gracias por existir y escribir!

    ResponderEliminar
  11. Amo a las princesas Disney y concuerdo que son a toda raja y que hacen lo que les nace de los ovarios y que no son culpables de la "idea" del príncipe azul.
    Ahora que lo pienso, tal vez por ellas que planifiqué mi vida en pos de mis sueños y no de encontrar un príncipe (plan que de no haber sido "boicoteado" por las monjas y sus cuentos de terror hubiese sido aún más perfecto) y tal como a las princesas encontré sin querer (en serio no quería) a mi príncipe azul cerúleo (solo porque "cerúleo" suena chópeti), y me parece razón suficiente para considerarlo príncipe el hecho que a diferencia de marido contigo (no me odies por esto :D), no solo acepta que cante en su presencia, a él le encanta que cante, más bien le encanta que LE cante, y ME PIDE que lo haga, sobre todo cuando está triste.
    Con respecto a mis sueños he cumplido varios, ahora está en proceso lo de la profesión, pero llegará el día en que diga cual princesa de la vida real: Soy abogado, ¡Vamos conchamimadre!
    Ah, y la vida debería ser un musical, y que uno cantará en cada momento, perfectamente, una canción adecuada a la ocasión, esa wea sí que sería un "felices para siempre".
    Saludos a ti y al bichín operado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Complemento: cosas como esta deberían pasarle a todo el mundo, todos los días, a cada rato:

      http://www.youtube.com/watch?v=G3WIi74S8rs

      Eliminar
    2. AMO Encantada. Es LO MEJOR DE LA VIDA.
      Un abrazo!

      Eliminar
  12. Solo haré un comentario....
    Lo parió por el ombligo? Eso si que no lo había escuchado nunca!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una teoría que tenían antes: que como tenía que ser virgen dps del parto, lo había parido por el ombligo (??????) o por la oreja (????) porque, claramente, estar demente, es gratis.

      Eliminar
  13. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice este post, y me parece el colmo que la gente le eche la culpa a disney por todos sus males, cuando está claro que eso es porque la gente es gil y no cacha ná.
    Además, cuando uno es seguidora de Disney le pueden pasar cosas hermosas, como cuando una niña muy chica me dijo en la micro "tu pelo es como el de pocahontas!" y yo casi me puse a llorar de la pura emoción, sentí que había triunfado en la vida y que ya podía ir a pintar con los colores del viento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que has cumplido tu objetivo en la vida... tu pelo es como el de Pocahontas!!!!!

      Eliminar
  14. Sobrina nieta!
    Es mi primer comentario, así que será una especie de catarsis, jaja. Me considero fanática de tu blog desde que publicaste el famoso vía crucis a.k.a. examen de grado, me sentí demasiado identificada, y ahora que pasé el grado, pude prender mi computador y comentar como el Dios manda. Porque comentar desde el teléfono era tarea titánica e imposible. Me pilló la tecnología. Además, la vida en colores post grado es más linda y fácil.
    1. Yo también quise ser princesa Disney. Rayaba con Bella, porque como yo, tenía el pelo café. Blancanieves me aburría; los enanos, por muy weones que fuesen, le hacían toda la pega. Recuerdo incluso que cuando pendex tenía un Polly Pocket de Blancanieves. Y el de Cenicienta, con carruaje de cristal -plástico- shulein y todo jajajajaja. Si hubiese querido ser una princesa Disney rubia, Aurora era mi opción. Tenía un vestido bonito, y dormía ene rato en la película. La raja.
    2. Conozco minas que niegan de su pasado locateli y ahora se las dan de Virgin Mary. Las veo y pienso "ME ESTÁN WEANDO?!". Casadas, con guaguas, dedicadas a las labores del hogar común. Quien las viera y quien las ve.
    3. YO TAMBIÉN IBA EN LAS MONJAS INGLESAS! Las de Reñaca. Pero ya no existen. Es más, hace unos meses demolieron el colegio jajajajaja. Es que la Mater Admirabilis de rosado, el río pasando al fondo del cuadro, con las azucenas que una monja X pintó en la pared del convento en no sé donde y la retaron solo un poco puede ser reconocida a kms de distancia jajajaja. Siempre digo que huí a tiempo de ese colegio. Igual estuve 7 años. Y como soy bien chucheta, mi mamá dice que fueron lucas desperdiciadas. "Yo que te pagué colegios buenos y no sirvió, de nadaaa!" Jajajajajjaja.
    4. La excusa de "Disney me cagó la vida y el príncipe azul no existe", es de minas pussies. Hoy en día hay que tener ovarios. Como las princesas Disney. El espíritu santo no va a llegar a hacernos la vida chiquillas. Si quieren, mueran en el intento.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar! Bienvenida!
      Felicitaciones por haber pasado el grado!!
      1. Yo tb moría con Bella, porque tenía el pelo café y le gustaba leer.
      2. Hahahaha, horror.
      3. Yo fui a las Monjas Inglesas de Reñaca, pero solo en Kinder. Dps, a las de Santiago. Mi papá también cree que perdió la plata.
      4. AMÉN.

      Un abrazo!

      Eliminar
  15. jajaja muero de la risa jajaj amo tu blog!
    Seguidora forevaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  16. Una vez mas, increible!!
    Lo maximo cantar las canciones, y mejro que eso es encontrar gente que tambien se las sabe! jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!
      Cantar las canciones es lo mejor.
      Qué tengo aquíii, qué lindo eeees, es un tesoro que descubríii,

      Eliminar
  17. Yo también AMO disney es lo mejor, me encanto tu post fue lo mejor me reí mucho y muy realista, Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Por tu culpa he pasado todo el día cantando "¿que tengo aquí? que lindo es, es un tesoro que descubrí, es muy simple decir que no hay maaaas que pediiiir". En la oficina me están mirando raro, y trabajo en una oficina muy muy seria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja, eso te pasa por ser poco seria. A mí me pasa siempre.-
      Saludos!!!
      Ah, y mi consejo: LET IT GOOOOOO, LET IT GOOOOOOO, DON'T HOLD IT BACK ANYMOOOOOORE, LET IT GOOOOOO

      Eliminar
  19. 1- Al fin alguien que rompe el ridículo mito de que Disney nos cagó la cabeza con la historia del príncipe azul. Yo, por lo menos, cada vez que escuchaba eso, pensaba "¿de verdad creen que con los príncipes que nos muestra Disney yo estoy esperando a un hombre perfecto? eso es no haber entendido nada de las películas"
    2- En la Biblia nadie canta. En misa sí, pero seguro esa weá se la copiaron a Disney. La mejor frase ever!
    3- Mi marido no ha visto casi ninguna película de Disney, y no he logrado convencerlo de hacer una megamaratón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. De eso, justamente, se trataba.
      2. Jajajajajaja, gracias.
      3. Marido ha visto como dos y NO ha visto la Novicia Rebelde. A veces no sé cómo lo tolero.
      Saludos!

      Eliminar
  20. jajjajjajajjaaaja qué notable. Lo que más me gusta de Disney es que su caracterización de princsas ha idoevolucionando (tal vez no tanto en cuanto a lo físico) sobretodo en personalidades: ya no basta con ser bella y hacendosa, puedes ser emprendedora (como la princesa de la princesa y el sapo), una pendeja hincha pelotas (Frozen) o con sindrome de culpa medio bipolar (enredados), simplemente genial y diverso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que han evolucionado mil! Si uno lo piensa, dada la época, no se le puede pedir demasiado a "Blancanieves". Año del hoyo, las mujeres ni las pescaban.
      Saludos!

      Eliminar
  21. Estoy estudiando para el grado y este blog es lo máximo. Gracias!

    ResponderEliminar
  22. Necesito decir que amo este blog. Cuando lo descubrí, lo leí entero ese mismo día y me enamoré. Ahora por fin de semestre no había lo había leído en un rato, y me encuentro con esto y weon, es lo más bacán que me pasó hoy. Amo las películas de Disney, las he visto todas, y desde que vi Frozen no puedo dejar de cantar LET IT GOOO, LET IT GOOO. Y lo hago sobretodo cuando juego free fall (un juego igual a candy crush, pero más bacán porque es de Frozen OBVIO)... cuando juego en el metro, a veces canto sin darme cuenta y solo lo noto cuando cacho que la gente me mira raro. Pero no me importa, porque son momentos muy felices.

    ResponderEliminar
  23. Mmmmm... hay aspectos de Disney que son terrorificos, pero, todo tiene su lado bueno...

    ResponderEliminar