@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

jueves, 25 de septiembre de 2014

Espiquing Inglich Mai Frend 1rst Part



A uno se le ocurren cosas muy curiosas que hacer con su vida. Como, por ejemplo, estudiar después de ya haber estudiado y casi no tener tiempo para el blog porque estás hasta las callampas leyendo para tus hermosas clases no en español. OBVIO. Porque estudiar después de haber estudiado no sería una idea lo suficientemente estúpida si la weá fuera en español.

Mejor, que sea EN INGLÉS.

Obviously. Porque estudiar en inglés en gringolandia es una experiencia que de veritas que suena mágica, sobre todo cuando a eso le sumas profesores que tu nerdeidad interior te hace calificar de rockstars, y cada vez que los ves haciendo clases al frente tuyo, a menos de DOS metros de distancia, tu fangirl adolescente interior comienza a despertarse y querer chillarle en la cara que se case contigo, te dé un hijo y te firme un autógrafo. (Sí, Jeremy Waldron, me refiero a ti. TE AMO)


La cosa es que -me distraje un poco con esto de la fangirl interior- estudiar en inglés es mucho más difícil de lo que te hacen creer los culiados del TOEFL, culiados MALOS y careros. Sí. Si a eso le sumas los cursos introductorios gringostyle de los LLM para estudiantes de derecho -no sé cómo serán los otros- tendrás como resultado un GRAN primer mes de desafíos casi insuperables.

Primero, la sección titulada como "Chile is a very unequal country".

Me fue la raja en el TOEFL. A Marido también. A mis amigos que están estudiando acá, también les fue mega mágicamente bien. Podemos ver películas en inglés. Leer en inglés. Pfffff, somos bilingües poooooooh, ¿verdad?

ERROOOOOOOOOOR

Los altos puntajes concedidos por las malditas sabandijas del TOEFL son una gran estafa, porque la primera vez que te ves enfrentada a dar tu opinión sobre un punto de discusión de tu hermosa clase de derechos humanos, tu español cerebro se resistirá a sonar inteligente en inglés. Estoy segurísima de que todos tenemos cosas de mucha sabiduría, profundidad y complejidad que aportar. Y de veritas que estas ideas hermosas y complejas existen en mi cerebro también. Pero basta que me hagan decirlas en inglés y la weá más compleja que podrás articular será:

"Chile is a very unequal country" con un acento digno de Sofía Vergara en Modern Family, aunque te rejuraste que jamás te encontrarías a ti mismo chillando AYYYY MANNYYYYYYY.

Y la verdad es que ni cagando querías decir esa pelotudez de que Chile es un unequal country y ya, pero obviamente, tu cerebro se rebeló y no te proporcionó la traducción adecuada de tus pensamientos, que tenía que ver con problemas estructurales en la educación, la preponderancia del principio de subsidiariedad en las decisiones del tribunal constitucional y una sarta de otras palabras que, obviamente, no sabrás cómo decir en inglés, que hubieran hecho de tu opinión una weá un POCO menos general y weveta que "Chile is a very unequal country".

La cosa es que ahí, en el fuego del momento o lo que sea, con el profesor rockstar mirándote a los ojos, te sentirás como Ariel en esa escena en que la bruja culiada mala le dice CANTA YAAAA. Y tú lo intentarás, pero no te va a salir ni cagando, y entonces la bruja Úrsula aka tu profesor, te dirá MÁS FUEEEERTE, y zuácate que se robará tu voz gringa.



Mi segunda sección también es culpa del TOEFL, obvio. Porque no hay nada más frustrante que sentarse en tu primera clase, con toda la ilusión del primer día, ese día en que todavía crees que tus apuntes de clase serán hermosos, y que el profesor empiece a hablar a mil por hora y en inglés y tú en serio que le entiendes, le entiendes hermosamente bien y todo, pero al momento de posar tus manos en el teclado para escribirlo y al mismo tiempo coordinar alguna parte de tu cerebro para que siga pescando, esas célebres y sabias enseñanzas del profesor que eran algo así como esto:



Se convertirán en esto:




Estas bellísimas situaciones similares a estar encerrada en una pieza con cientos de cucarachas, te llevarán al primer colapso del estudiante de LLM, compartido por todos y cada uno de tus compañeritos de LLM (quizás no todos, pero sí por los que valen la pena):

HUBO UN ERROR ADMINISTRATIVO. POR ESO QUEDÉ.

Basta entablar cualquier conversación con tus compañeritos para cachar que todos andamos hasta las cachas, entendiendo nada y convencidos de que fuimos totalmente sobrevalorados por la universidad y que TODO el resto de tus compañeros son parte de una secta mundial de superdotados a la que no te invitaron.

El consuelo, sin duda, es que esos geniecillos están igual de cagados que tú y la weá del error administrativo también atormenta sus sueños. No hay mejor momento que el comienzo de un LLM para creer firmemente que sí, fuiste admitido porque alguien se equivocó.

Tercera sección: El sueño americano

Gringolandia es una tierra de costumbres muy curiosas que no van nada bien como mi santiaguina interior. Sí, la weá de que tu universidad te regale comida gratis a la menor provocación en eventos como "brunch de bienvenida" o "café para todos en el primer día" es HERMOSO y te hace pensar que el capitalismo es la mejor weá del mundo. Sin embargo, todo en la vida tiene su lado pérfido y esto no es la excepción.

Porque además de regalarte comida, estos gringos malos te ponen eventos que aparentan ser "obligatorios" como, por ejemplo, "Bienvenida a los alumnos del LLM. Orientación mágica, imperdible y MUY importante sin la cual NO sobrevivirás y te echaremos de la universidad".

Entonces, obvio, una, como la weona pava que es, va a la mierda de bienvenida-orientación, convencida de que te darán la receta para salvar al mundo o algo así, únicamente para llegar a una sala enorme, llena de estudiantes y con el aire acondicionado a full, en que una persona staff universitario wena onda, sonrisa pepsodent, tomará su lugar en el podio y dirá, gritando cual cheerleader culiada:

"Mi lema para vivir en Nueva York son las "TRES B".

BE SAFE!
BEHAVE!
BE NICE!


Y yo, conchatumadre que me quería puro matar, porque hay que ser muy reweona para ir a una charla en que una excusa de psicóloga-orientadora escolar te enseñe a NO dejar tu cartera tirada en cualquier lado, porque OH, SORPRESA, te la van a robar.

Como diría mi padre, ¿ESTÁN ENFERMOS DEL HOYO????

Considerando que tengo casi 30 años y soy abogada, LA DURA QUE ME TENIS UN SLOGAN CULIADO DE TRES B????

NO, WEÓN, NO.

Cuando yo pensaba que nada podía ser peor, la mujer del eslogan apretó su puntero de power point y chilló: TRIVIA TIIIIIMEEEEE. Y entonces, preguntó, conchamimadre, y le respondieron, ¿Cuál es mi puto slogan?

Y JURO, estos pendejos que estudian conmigo levantaban sus manitas con ansias y no podían estar más excitados de ganarse una botella de agua con el logo de NYU. Yo, mientras tanto, me hundía en mi silla hasta alcanzar el nivel del suelo y escapar solapadamente de la habitación, mientras la gringa weona hacía su segunda trivia.


Junto conmigo, varios latinos hicieron uso de la salida de emergencia. Que ya estoy muy vieja para que me digan que tengo que saludar a la gente en el ascensor. EN SERIO.

Continuará....