@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

lunes, 3 de agosto de 2015

Eternas vacaciones


Conclusión del verano: ya no estoy hecha para las vacaciones de estudiante.

No se me da bien esto de tener tres meses LIBRES, como cuando salía del colegio y me las tiraba beatíficamente junto con mi hermana, echadas las dos vacas (perdón, las tres, mi madre era una más) al borde de la piscina, todo el día, todos los días, hasta que llegaba marzo y con gran desconsuelo, entrábamos al colegio, pero quemadas las culiadas, no vayan a decir lo contrario (mentira, yo estaba blanca igual, penosa).



Y eso que no llevo ni 3 días. Porque terminé los exámenes, escribí dos papers gigantes y más encima, seguí con mi pasantía hasta hace exactamente TRES días.

Y ya no tengo NADA que hacer.

Mi jefe me dijo "disfruta tu verano". Y yo como... OH OH.

Qué hermoso, dirán ustedes; es lo que siempre he querido, pensarán, no tener nada que hacer.

Yo pensaba lo mismo. Esos fines de semana de levantadas temprano para leer las 200 páginas para el ramo del lunes y terminar el outline sobre el genocidio armenio, añoraba con pasión el tiempo de vacaciones que ya se vendría; ese tiempo en que no haría NADA de NADA, excepto tomar coca cola y hacerme máscaras faciales naturales.

Tan añorado día llegó el viernes pasado.

ME ESTOY MA-TAN-DO.

No sirvo para esta weá del nada que hacer, como que me baja una hiperquinesis y ni me di cuenta y estoy a las 11 de la noche limpiando el piso del baño con una escobilla de dientes y cloro, para que todas las junturas de las baldosas queden blancas brillantes, weona loca (lo logré, por si acaso, y me eché dos cepillos).


Me he bajado como 50 juegos para el Ipad, todos los cuales estoy jugando al mismo tiempo y mientras veo tele, porque ya no puedo estar sentada sin hacer algo con las manos y hace mucho calor para tejer, así que tengo una ciudad, una civilización, varios restaurantes, un par de animales, un pájaro que vuela pero que no es Flappy bird, una familia de Sims que va en la tercera generación y varias otras aplicaciones que todavía no sé para qué se usan.

Conchamipico, si hasta encargué una ASPIRADORA de pelo de mascota por Amazon, y cuando llegó, me bajó una alegría patética inmensa, y aspiré, no solamente TODO el departamento, sino, ADEMÁS, el pasillo de entrada del edificio y las escaleras del edificio, soy la vecina ideal, para después hacer arroz chino y encargar clavos y martillos en SimCity.


He hecho tanto yoga que ya hago todas esas posturas que te dan como orgullo, porque son rarísimas, pasando las patar por arriba de los hombros y balanceándome en mis manos, la weona seca, y a mis TREINTA años he llegado al punto en que me puedo abrir de patas.

Voy a decirlo de nuevo: a mi anciana edad, ME ABRO DE PATAS.

Mujer anciana abriéndose de patas


 YA NO ME QUEDA NADA POR HACER.

ME ABRO DE PATAS.

Hasta salí a correr, con 33 grados de calor y mil por ciento de humedad, porque mi mente me dijo lo siguiente: weona, estás sentada en el sillón, y te transpiran hasta los pliegues, es mucho mejor transpirar con una razón de verdad, como corriendo.


Así que partí, con mi Ipod y todo, SALÍ A CORRER como treinta minutos, volví transpirada como cerda y seguí transpirando como por dos horas más y después, HICE YOGA.

 A veces, después de toda esta energía mezclada con el calor + humedad que me están matando lentamente, como que me da la weá, y me quedo en el sillón mirando al horizonte y ya no quiero hacer nada, sino solo reposar mi alma o hacer muffins de limón, atardece, es de noche, son las 8 y siento que mi día se me fue, se me fue, se me fue entre los dedos y ya no lo puedo evitar: nada tiene sentido. Hasta el otro día, en que una nueva postura de yoga me espera en youtube, y capaz que me ponga a plantar cilantro y albahaca, lo he pensado, pero lo que lejos MÁS añoro es que empiece luego el doctorado y la pasantía y tener MILES de cosas que hacer y leer, y tomar mucho café.

O sea, estoy más loca que la chucha, y Marido dice que mejor escriba la novela con la que lo vengo weveando hace rato, tengo personajes y todo, Marido dice que así lo hago millonario, pero la página blanca de Word me da como miedo, y ni siquiera tengo un título y llevo TRES MÍSERAS PÁGINAS.

Por suerte pasado mañana nos vamos a República Dominicana porque tengo el mejor papá del mundo y ESE FUE SU REGALO por quedar en el doctorado.


Mi Santo Padre






9 comentarios:

  1. Ya que hablas de tu padre.. como pregunte en el otro post.. pasaste o no pasaste piola con la bandeja de tecnico manual

    ResponderEliminar
  2. Me podrías decir que aspiradora compraste en amazon y si de verdad funciona? jajaja gracias!

    ResponderEliminar
  3. Cuando vivía en Santiago tenía una vecina como con 5 hijos y un marido gritón... Gritón con ganas... Había días en que yo no sabía si llamar a carabineros y denunciar violencia intrafamiliar... Cuando me vine al sur, quise dejarle a mi vecina una tarjeta, por si se le ofrecía cualquier cosa... En el fondo decirle: "El día que quieras dejarlo, te puedo recibir en mi casa con todos tus hijos y lo hacemos pico en tribunales" pero nunca se dio la oportunidad... Pasó como un año y conocí tu blog... Y entendí que un papá gritón que agarra a chuchadas a todo el mundo no necesariamente era alguien maltratando a su familia... Los hijos andaban siempre cagados de la risa y la señora andaba por la vida relajadisima... Eso era... Un papá gritón y no un victimario vif... Mil abrazos...

    ResponderEliminar
  4. Cuando vivía en Santiago tenía una vecina como con 5 hijos y un marido gritón... Gritón con ganas... Había días en que yo no sabía si llamar a carabineros y denunciar violencia intrafamiliar... Cuando me vine al sur, quise dejarle a mi vecina una tarjeta, por si se le ofrecía cualquier cosa... En el fondo decirle: "El día que quieras dejarlo, te puedo recibir en mi casa con todos tus hijos y lo hacemos pico en tribunales" pero nunca se dio la oportunidad... Pasó como un año y conocí tu blog... Y entendí que un papá gritón que agarra a chuchadas a todo el mundo no necesariamente era alguien maltratando a su familia... Los hijos andaban siempre cagados de la risa y la señora andaba por la vida relajadisima... Eso era... Un papá gritón y no un victimario vif... Mil abrazos...

    ResponderEliminar
  5. Cuando vivía en Santiago tenía una vecina como con 5 hijos y un marido gritón... Gritón con ganas... Había días en que yo no sabía si llamar a carabineros y denunciar violencia intrafamiliar... Cuando me vine al sur, quise dejarle a mi vecina una tarjeta, por si se le ofrecía cualquier cosa... En el fondo decirle: "El día que quieras dejarlo, te puedo recibir en mi casa con todos tus hijos y lo hacemos pico en tribunales" pero nunca se dio la oportunidad... Pasó como un año y conocí tu blog... Y entendí que un papá gritón que agarra a chuchadas a todo el mundo no necesariamente era alguien maltratando a su familia... Los hijos andaban siempre cagados de la risa y la señora andaba por la vida relajadisima... Eso era... Un papá gritón y no un victimario vif... Mil abrazos...

    ResponderEliminar
  6. No hay NADA en este post no no me dé envidia... y no sé si de la sana jajaja

    ResponderEliminar
  7. Ya poooo escribe algo por la mierdi. Tus fans te extrañamos!
    Eso, shao.

    ResponderEliminar
  8. Y que paso con lo de publicar más post este año, eh???.. We miss you!!

    ResponderEliminar