@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

jueves, 15 de octubre de 2015

Dejando la Paroxetina. AKA. El CALVARIO.



 Ya, sí, ya sé. Dije que iba a escribir pal pico este semestre, paja, paja, paja, y no he escrito ni una weá.

Ustedes pensarán que la maldad de mi negra alma no tiene límites (weá que es cierta en un porcentaje sorprendentemente alto) pero NO es por eso que no he escrito ni mierda.

NO.

La razón es mucho más pedestre y de alto sufrimiento para mí (y para Marido también, hay que decirlo)

Resulta que por razones importantísimas (lo juro)decidí dejar de tomar mi fiel antidepresivo, llamado Paroxetina, que he tomado como por tres (cuatro?) años, desde la vez en que de verdad tuve depresión, y después fui a terapia, y me mejoré, me gradué de loca y todo, pero por alguna razón, me mantuvieron a la Señora Puta Paroxetina en una dosis "baja" "de mantención" y la weá.

Como soy weona, pero no INDECENTEMENTE weona, fui al doctor gringo culiado a decirle que iba a dejar la paroxetina, porque típico de los locos que se sienten de lo más normales y se dicen a sí mismos weás como "estos remedios me hacen mal, tengo que dejarlos, antes era mucho mejor" y a la semana están viendo elefantes morados y horneando bocadillos hasta incendiar la casa y morir calcinados. O sea, hay que consultar con el médico, te lo dice la cabeza.


Y mi cabeza me dijo eso, así que partí y le dije "ya, esta weá quiero dejarla, porque quiero tener guagua pronto" (les dije que era importante). Y el doctor me dijo yes, of course, y me explicó que la  Paroxetina era más difícil de dejar que la mierda, entonces hay que ir de a poco, blah blah y me bajó la dosis a la mitad, o sea, de 20 a 10.

Pfffff, un moco, les cuento. No me pasó ninguna cosa, así que tres semanas después, voy donde este mismo sujeto y me dice, hermoso, te felicito, pasemos a 5.

Ya.

COMO EL PICO LA WEÁ.

Como tres días después de pasar a "cinco", con comillas, porque todos sabemos que andar cortando pastillas no es tarea fácil, no señor, ME ESTABA MATANDO.(y me sigo matando. Llevo como UN MES y MEDIO matándome)

Y no en un sentido figurado, onda, oooh, qué miserable y triste se siente mi alma desdichada. NO. OJALÁ, conchamimadre, ojalá.

Aparentemente, mi cuerpo decidió rebelarse en contra de la ilustre y malculiadaParoxetina, y comenzó a autodestruirse lentamente, de modo que un miércoles cualquiera en la tarde me encontrarán encogida en el sillón, mirando hacia adelante y sin osar mover el cuello, porque qué onda EL VÉRTIGO, conchadetuputamadre, me quiero morir mientras el mundo gira en espirales a mi alrededor. A este hermoso cuadro, agreguénle una  acidez inquitable por la primera vez en mi santa vida, naúseas, calambres abdominales, y mis ojos tratando de escapar de sus respectivas cuencas (a lo mejor esto es solo una sensación).


Como el pico la weá. Y de repente, así de magia, mis neuronas se conectaron entre sí y me pregunté: ¿será la falta de este remedio culiado?

Le pregunté a Google.

Y lo primero que me dice Google culiado es que la FDA está advirtiendo a los "pacientes" que el síndrome de abstinencia relacionado a la paroxetina "puede ser severo", lo que todos sabemos es lenguaje oculto de doctores para decirte que estás hasta el gran pico y probablemente vas a fracasar en lo que sea que estás haciendo y te vas a morir.

Lo segundo que me dijo Google fue una gran lista de síntomas comunes asociados a la falta de heroína, perdón, paroxetina: vértigo (no shit, Sherlock), naúseas, mareos, calambres abdominales, confusión, síntomas de agripamiento,  y un largo y aterrador etcétera, como "crisis de pánico, aunque nunca hayas tenido antes", "rabia homicida", "llanto incontrolable", "alucinaciones", blah blah, el calentamiento global no es NADA al lado de esta weá.

Y déjenme decirles algo sobre la rabia homicida: la weá es REAL. En estos momentos de mi vida, soy la culiada más enojable DEL MUNDO, como que por mis venas ya no hay sangre, circula ODIO puro y líquido; mi ira no conoce límites y es una weá completamente explosiva e incontrolable, ni me vayan a mirar feo los conchasdesumadre LOS VOY A MATAR. No es que esté todo el día enojada. No. Pero a la menor provocación, arde Troya.


El nivel de ira es tan pero tan desproporcionado a la naturaleza del estímulo y tan completamente desconectado de lo que realmente me importa en la vida, porque no, realmente NO pienso que botar mis bolsitas de té guardadas en un platito para ocuparlas por segunda vez, sea una legítima causa de ira escala Richter 8.5, ni  tampoco creo que el hecho de que mi nuevo enrulador no tenga una pinza para sujetar el pelo sea causa suficiente de ira nivel ojos llorosos, que al final es como que estuviera poseída.

Porque sí, que mi Ipad esté pilucho porque el Bicho menor accidentalmente drenó sus glándulas anales (creánme, no quieren saber) sobre la mierda que lo cubría es relativamente molesto, pero ni cagando es para pararme en la mitad del living y gritar: ODIO MI VIDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAmevoyasuiciDAAAAAAAAAAAAR

Y después llorar porque ya no me gustó mi corte de pelo y parezco una callampa.



Lo que me trae a otro encantador síntoma: llanto incontrolable.

Baste con decir que hoy leí el primer capítulo de Vigilar y Castigar de Foucalt y tuve que parar porque me puse a llorar en el metro, me pareció la weá más triste que he leído en mi vida y si me concentro un poquito, me voy a poner a llorar AHORA con solo recordarlo. Para qué hablar de ver The Voice, la weá me hace llorar con tiritada de pera y todo, aparentemente no existe weá más triste que Gwen Stefani apretando su botón y dándose vuelta en su silla lentamente.

IM-PRE-SIO-NAN-TE.

Me lloré la última temporada de Downton Abbey COMPLETA y créanme, no era triste, weá de la que era totalmente consciente mientras me caían las lágrimas y hacía puchero, lo que produce la esquizofrénica situación de que me empiezo a dar risa, entonces lloro y me río, o grito ODIO MI VIDAAAAA y después me río, y Marido también se ríe, porque ya no nos queda otra.


Me gustaría cerrar este post con algo positivo, como "el vértigo ya no lo siento, estoy mucho mejor", viva la falta de paroxetina.

MENTIRA.

Me siento como la mierda, el vértigo sigue (así que perdónenme por los errores de tipeo, pero la pantalla del computador danza febrilmente al frente mío), la semana pasada hubo un día en que solo pude tolerar el pan tostado con mermelada, rabia homicida-llanto incontrolable es el estándar normal de mi vida en este momento, y podría continuar por varios párrafos, pero ya escribir este post fue una tarea casi irrealizable y de alta complejidad.

Quizás lo positivo podría ser esto: no he tenido crisis de pánico ni ideaciones suicidas, ambas weás que están en la lista de síntomas posibles,  y no he matado a nadie ni me he robado una botella de vino del supermecado.

 (todavía)


(Noticia de último minuto: estoy mejor porque han pasado dos semanas desde que escribí este post. Le he dicho adiós a todos los síntomas menos las pesadillas hermosas que tengo todas las noches, que sí, también son parte de los síntomas. Nada como soñar todas las noches con que no te puedes despertar y empezar a desesperarte porque crees que nunca más en tu vida vas a saber si stás realmente durmiendo o soñando. Inception es una alpargata al lado de mis sueños. Pero de todo esto he obtenido grandes cosas: mi mamá enloqueció y me mandó un calendario de Benedict Cumberbatch y un libro de princesas de Disney para arreglar mi locura y una amiga me mandó un libro de pintar de adultos. Ya ven, la plata de otros gastada en uno con amor,  soluciona todo)