@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

martes, 1 de marzo de 2016

Bátenbe


Nuestros amigos belgas, canadienses y holandeses creen que NYC es una ciudad llena de contaminación ambiental y se han resfriado 100 veces desde que han llegado "por el aire sucio", dicen ellos.

TIERNOS.

Les mostré una foto de Santiago en pleno invierno, inversión térmica y la weá (lo aprendí para la PSU, ok?) y casi se pusieron a llorar.

NYC tiene varias cosas malas, como oler a basura en el verano y ver a sujetos masturbándose en el metro (a quién no le ha pasado) pero para mí, santiaguina de pulmones ajados y tiesos, es como vivir en el campo. Shita, que el cielo es azulito y no hay smog!

Es tan puro el aire por estos lados, que desde que llegamos no me había resfriado NI UNA SOLA VEZ. NADA. Hasta que entré a hacer el doctorado, me dieron mi propia oficina y los bichos macabros y biónicos que viven en todas las oficinas en que no se usa abrir las ventanas, pegados al aire acondicionado, me atacaron cual White Walkers en Game of Thrones (Y, lamentablemente, carezco de un Jon Snow) (Pero me ofrezco para adoptar uno).

Mientras nadaba en pañuelitos desechables y mocos, agua de limón y jengibre Y NINGUNA WEÁ MÁS porque como estái esperando guagua no podís tomarte ni siquiera un té tapsín, sino que tenís que superar la weá a punta de paracetamol y miseria, reflexioné profundamente sobre este fenómeno del resfriado y sus macabras etapas.

Primera etapa: Oh-oh. Algo no se siente bien.

Esta es como la etapa filosófica, en que no sabes si te está bajando la depre, si estás demasiado cansada, si se viene una jaqueca de la puta o si, definitivamente, la muerte viene por ti. (Si eres Marido, saltas directamente a la etapa de "la muerte viene por ti") Ah. Y si le preguntas a google, seguro tienes cáncer.

Segunda etapa: Te hicieron mierda los bichos.


Este es el día en que te despiertas con la garganta hecha pico, los ojos en compota miserable y los dos hoyos de la nariz tapados. Todo esto se soluciona con un hermoso té tapsín, pero cuando estás preñada como yo, estás hasta el horto y, simplemente DO PUEDES RESPIRAR.

Tercera etapa: te hiciste mierda la nariz.


Esta es la etapa en que ya te sientes UN poco mejor y estás capacitada para volver a ser un adulto semi-funcional en vez de un zombie, peeeeeeeero, como te sonaste hasta el cerebro, en vez de PARECER un adulto semi-funcional, PARECES un zombie culiado, con escamas y toda la parte de abajo de la cara hecha mierda, mejor quédate en tu casa, nunca sabes cuándo te puedes encontrar con el amor de tu vida en un supermercado.


Cuarta etapa: la resurrección no es cómo te contaron


Ya. Te sientes mejor. Superaste un resfrío sin té tapsín. Pero resulta que ahora es Marido el weón resfriado, y todos sabemos que peor que estar resfriada uno misma, preñada y todo, es que esté resfriado el sujeto que elegiste como cónyuge. Porque voh te estuviste muriendo como por 4 días, no podías tomar NADA, y te sentías tan mal que lo único que estabas capacitada para hacer era sentarte en la cama (porque acostada no podías respirar) y mirar al vacío con los ojos semicerrados, porque te iba a explotar la cabeza. Pero weón, tu marido siempre va a creer que él está mucho peor, y que los bichos que se le pegaron a él son BIÓNICOS, a diferencia de los tuyos, que eran normales.

Pero ustedes me comprenderán que cuando el sujeto en cuestión, que lleva tres horas clamando a los 4 vientos que se va a morir, que esta weá no es resfrío, seguro lo de él es LA GRIPE, y después el culiado procede a comerse un plato gigante de ñoquis con tomate y queso, seguido de un litro de café y una tonelada de tiramisú, todo encargado por delivery, para después sentarse frente al computador y jugar FIFA por dos horas seguidas (todo esto asegurando que realmente está al borde de la muerte, ahora sí que cagó, se siente PÉSIMO) después de que tú bajaste de peso por el resfrío de lo mal que te sentíai, te hace cuestionarte la sacralidad del vínculo matrimonial y la seriedad con la que deberías tomarte las normas que prohíben el homicidio.

Al confrontarlo delicadamente sobre la situación con la siguientes palabras:

-Voh me tenís que estar weveando si creís que te sentís mal-

El sujeto en estudio (aka Marido) me señaló con la mayor seriedad del mundo que yo no conocía su "estado interior" porque "su subjetividad era impenetrable", de modo que "no tenía las herramientas necesarias para poder juzgar el nivel de su dolor" y después se hizo un pan con palta.


Al caer la noche, con la intención de dormir, nuevamente, me cuestioné la sacralidad del vínculo matrimonial y segundo, por qué mierda se nos ocurrió esta weá de dormir en camas juntas y NO en camas separadas como seres normales que no se quieren terminar matando los unos a los otros. Porque conchamipico, pero cuando uno se siente mal, es más o menos piolita, ¿me captan?

Y eso que yo no soy precisamente el retrato del estoicismo. No, me quejo pal pico y digo weás como "odio mi vida" y "me quiero suicidar", mientras canto "miseria, miseria" al son de una canción de Rent.

Pero weón, yo no sé si esto será un rasgo masculino o si realmente me casé con mi papá (porque mi madre se queja de lo mismo) pero ¿CUÁNTO RUIDO PUEDE HACER UN SER HUMANO QUE DICE ESTAR AL BORDE DE LA MUERTE?

Porque una es piolita, se suena más o menos despacio, se levanta calladita al baño, weón, uno ni prende la luz pa no despertar al mierdas que está en la cama (no a ti, mi amor, te amo). En cambio el sujeto con el que me casé es como tener un elefante culiado al lado.


El weón (no tú, mi amor, te amo) no sólo se suena con desparpajo a las 12 de la noche, sino que se levanta al baño y te prende la luz en la cara y después, no sé cómo mierda lo logra, pero se tira de piquero a la cama y luego se acomoda con sorna y descaro, conchatumadre, te mueve el puto colchón entero, terremoto grado 7, y vo ahí como weona, tratando de dormir, esperando que ya, se acomode de una vez. Y aquí me viene la otra pregunta clave ¿CUÁNTOS RUIDOS ASQUEROSOS PUEDE HACER UN SER HUMANO RESFRIADO Y POR QUÉ, DIOS MÍO, POR QUÉ?

Nadie necesita sonar como un zombie de The Walking Dead pa quedarse dormido. NADIE.



Al final, me fui a dormir al sillón. Y sí, resfriarse es como el pico, pero siempre recuerden que puede ser peor: se puede resfriar tu marido. Y ahí sí que te cagan la vida.





4 comentarios:

  1. Por eso mejor no tener marido XDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Conchamimadre, un hombre puede tener alergia y portarse como si fuera a morir. DEFINITIVAMENTE ES EL GÉNERO.

    ResponderEliminar
  3. Sobri, lamento informar que es algo de género. Pololo es igualito igualito, cuando yo estoy resfriada reacciona enojado y nicagando estoy tan enferma, mención aparte al enojo que es su extraña forma de demostrar preocupación, pero cuando el de enferma afirma que está en sus últimos días fe vida, que necesita amoval porque obviamente es súper bacterial y dice "creo que voy a morir". Caso para reafirmar mi teoría de que es algo de género es mi hermano, que no se resfría sino que "tiene un coágulo en el pulmón", no tiene crisis de pánico sino que "debe ser un preinfarto debo ir al cardiólogo para que me hagan un examen hiper caro que diga que no tengo ni una huea" ... Nicagando es que esta pa la corneta porque fuma como maraca encerrada y se prepara ulpos de cafe.

    La huea horrorosa!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. O sea que no se soluciona cambiando de marido?!?!?! Chuuuu

    ResponderEliminar