@elfracasodldios



Gánese el cielo, sígame en Twitter. Es gratis!
@elfracasodldios
Y ahora también en Instagram
Instagram

lunes, 9 de mayo de 2016

Segundo trimestre o me tragué un aeropuerto


Me dijeron que el segundo trimestre era HERMOSO. Que era lejos la mejor parte del embarazo, porque tenías una guata enana no horrible, glow hermoso, energía alta, soy la diosa del universo.

EH NO.

El segundo trimestre es SIN DUDA mejor que el primero, pero eso es porque el primero es como que te hubiera atropellado Terminator.

Ya cerca al quinto mes de embarazo, figuraba yo LLENA de espinillas que en MI PUTA VIDA había tenido antes, o sea,  una culiada muy refea. Más encima, en vez de tener una digna guata de embarazada, de esas que hacen que terceros te sonrían en la calle por el milagro de vida que llevas dentro, parecía que me había tragado un taco gigante para el almuerzo, o sea, parecía una guatona de mierda normal, y no una guatona de mierda embarazada a la que hay que darle el asiento en el metro (aunque ahora que tengo guata de verdad, y siento que mi obligo va a salir disparado y va a golpear al pobre sujeto que se encuentre azarosamente al frente mío,  igual no te dan el asiento en el metro porque la gente acá es como el gran pico, salvo las mujeres como de la edad de uno, que son las ÚNICAS que se paran a preguntarte si quieres depositar tu humanidad elefantíasaca en la silla tiesa del metro).


Este, además, es el trimestre en que te enteras del sexo de tu criatura. Ya. Acá seguro la respuesta políticamente correcta que hay que dar es "no me importa lo que sea, sólo que venga sano" y después sonreír beatíficamente, porque la presión social sobre las mujeres para actuar como que el embarazo es un estado beatífico hermoso que uno no puede más que amar sobre todas las cosas, so-pena que te califiquen de mala madre, censura toda expresión que no sea "Ay, qué rico, el embarazo, todo, todo, es maravilloso," como si decir que en realidad, es más o menos no más, tiene cosas buenas (en realidad, UNA cosa buena, que es la guagua que te llega al final de los 9 meses, porque si no fuera por eso, créanme que nadie sería tan pero tan pelotudo de embarazarse)  y malas, fuera evidencia irrefutable de que vai a odiar al enano pendenciero que viene en camino y que eres una malagradecida, como si tú no hubierai voluntariamente elegido tenerlo y como si estar agradecida de las cosas en la vida implicara no poder quejarse de ellas. QUÉ LATA. Quejarse es mi pasatiempo preferido, para eso me hice un blog y todo.

Pero, bueno, ustedes saben,  yo estoy MUY lejos de la beatitud, y el día del pico pensaba todo eso, sino que pensaba lo siguiente: "Uno, ojalá que sea sano. Diez, por favorcito que no se parezca a la hermana de Marido. (Mentira. Marido no tiene hermanas. Pero ni cagando puedo identificar acá a los parientes a los que me estoy refiriendo, ni siquiera a qué lado de la familia pertenecen) (A ambas.) (No digan nada) Once. Ojalá no saque mi carácter culiado. Doce. Que sea mujer". O sea, tenía PREFERENCIAS claras y ordenadas de acuerdo a su importancia, ¿ya? Pero todo el mundo te dice nooooo, da lo mismo, no importa lo que sea, te va a dar lo mismo, cuando lo veas en la ecografía te va a dar tanta emoción que hombre o mujer, da igual.

Sin embargo, toda esta gente ni cagando tiene una compresión acabada de la maldad que llevo adentro. (Y además, no han visto la película "Tenemos que hablar sobre Kevin", pero de eso les cuento después).

Bueno. La cosa es que voy a la ecografía y la guagua no está POR NINGUNA parte porque anda enojada la mardita y escondida quizás dónde, NO SE VE en la pantalla, no la pueden medir, NADA, lo que obviamente termina en consecuencias nefastas para mí, su santa madre (o sea, ecografía transvaginal, que a los 4 meses y medio de embarazo me parece un insulto GRAVE). Conclusión: la weá del carácter se fue a la chucha, claramente es idiota como yo.

Cuando la criatura ya se digna aparecer en la pantalla, moviéndose como enferma porque está enojada por razones totalmente misteriosas, porque, como ya les dije, resulta que es idiota como yo, resulta que está sana, estamos más felices que perro comiendo tocino. Y luego... chán chán aparecen unos cocos enanos y sale que ES HOMBRE. Y la técnica de la ecografía como YAY, IT'S A BOOOOY! Y yo como ...

...

...

...

... Esperando que me bajara la weá esa de "no importaaaaaaaaaa está sano, el embarazo es hermosooooo". Pero sólo pensaba: yo quería niñita primero, esto de tener un hombre me da más miedo que la chucha".

Y lo siento, pero la emoción de verlo en la ecografía (sí, se veía muy tierno, con unas manos muy ridículas) NI CAGANDO hizo que me diera cien por ciento lo mismo que fuera hombre y no mujer. Esto es como que queraí un perro, cualquier perro, pero preferís un bulldog que un poodle, y te llega un poodle. Ya. Obviamente veís al poodle weón blanco y lo amaí, no podís más, es HERMOSO, con sus ojos redondos y todo. Y sí, antes de que el patriarcado se alce en indignación chillando que soy mala madre y debo morir en la hoguera, obvio que lo querís igual que al bulldog, que es emocionante pal hoyo y que en verdad en verdad da lo mismo, porque es un perro al fin y al cabo, y todos los perros son hermosos como ángeles caídos del cielo y la weá. Pero cuando te dicen que en vez de un bulldog te van a dar un poodle, y voh tenís las hormonas revolucionadas por el embarazo, te da como un nervio gigante, porque en mi vida he tenido poodles, no sé cómo cortarles el pelo, qué comida les gusta, NADA, he crecido rodeada de bulldogs y los poodles son un misterio para mí , y si me siento poco capacitada para criar un ser humano, criar un hombre y que no resulte un psicópata me parece, a veces, una tarea MONUMENTAL. (Otras veces, veo a toda la gente loca que me rodea y que ha tenido hijos que son mis amigos, y pienso que no puede ser tan difícil si a ellos les ha salido bien. Las hormonas, ok?)

Y ahora, conchamimadre, perdón, digo, Dios Mío santo, os exhorto a vosotros en la forma más respetuosa y menos pichulera de grandísima elegancia a  tener una conversación sobre el señorito Kevin, sin decir palabras soeces para que mi papá no me llame para gritarme cada vez que publico algo en el blog.

Primero, no sean taradas como yo, no vean la mierda de película cuando están embarazadas. A  mí nadie me advirtió de esta weá.

(Voy a contar la película. Si no la han visto y la quieren ver, no lean porque se las voy a cagar).

Segundo, me cago en tres tiempos. Porque la película es de una weona embarazada de su primer hijo HOMBRE y va a yoga prenatal y encuentra que todos los cantos místicos, la meditación eterna del final, y todo esta estupidez de hablar de "baby" y no de "THE baby" es para sacarse los ojos. O sea, se parece un poco a mí.

Y luego, resulta que tiene a este, su primer hijo, Kevin y Kevin  es el weón más malo del universo, un psicópata DE VERDAD, que 1) le saca un ojo a su hermana menor A PROPÓSITO, 2) mata a no sé cuántos niños en su high school a FLECHAZOS, 3) además mata a su papá y a su hermana, también a flechazos. ME CAGO. Y es una película, pero mi imaginación es infinita y ya me empieza a dar miedo que yo también lleve un Kevin adentro, ¿me captan? Y la cagó que el embarazo es una etapa maravillosa capaz de despertar las más curiosas y repentinas ansiedades, entre las cuales, obviamente, está el aterrorizarte porque puedes llevar al próximo psicópata de Viña en tu vientre.

Hasta el momento, mis cosas favoritas del segundo trimestre de embarazo son:
1. El guaguo ya se supone que escucha (esto, a partir de la 20 semana) así que tengo una GRAN excusa para cantar todo el día y Marido no puede decir NADA, pero NADA, porque le estoy cantando a la criatura en gestación.
2. Puedo ir al supermercado, comprar unas galletas weonas que solo me gustan a mí, volver y decirle a Marido más seria que la mierda "El guaguo compró estas galletas". HERMOSO. El guaguo necesita comprar muchísimas galletas.
3. Mi nuevo pasatiempo favorito es decirle a los perros (aka los insectos chupasangres) miren!!! Acá adentro vive su hermano, y los weones miran y me ponen sus patas ridículas en la guata y mueven sus colas de emoción.
4. Ahora tengo como un despertador interno que me avisa en código morse de patadas a mi ombligo (que, a propósito, está deforme, y me da arcadas) cuándo tengo hambre y cuándo la comida ingerida es aprobada. TIERNO. Ni que se me fuera a olvidar alimentarlo. En esto, hay que decirlo, salió al padre.





22 comentarios:

  1. Jajajajja qué hueá más rica!
    (Yo igual cuando me toque prefiero niña. Lodijeyqué)

    ResponderEliminar
  2. AAAAY! cómo extrañaba tus posts!
    Los varoncitos son hermosos. Para él siempre serás perfecta y la vara con la que medirá a las damas que lleguen a su vida. Procura que no sea mamón no más (no mamón de amor, eso es tierno... mamón de pajero... eso no!)

    Atte,
    Adelaida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto eso. En cambio, uno como mujer pasa por una etapa en que muere de vergüenza de solo pensar en su santa madre.

      Eliminar
  3. Hola Bonita," M "; Con marido mio, descubrimos tu blog hace unos pocos días,y nos devoramos todos tus post,eres mi nueva idola máxima, Reíamos a carcajadas con el relato ratonil, el proyecto de WC fracasado para tus bichos; y nos dio penita lo del perrito civil, y casi lloramos de la risa con la historia de tu papá y tu regalo de navidad hecho ( plagiado) con tus manitas, amé tus dibujos, hace mucho rato que no leíamos algo tan chistoso, genuino y ocurrente, como tu blog. Muchas cosas para nosotros tienen demasiado sentido, ya que somos colegas,( contigo uno recupera la fe, hay abogados que rompen el molde) :D) tenemos una perrita,que queremos con todo el cora-sound, al extremo de que usa botitas, tiene un peinado único en el mundo mundial, hecho por mi, y con marido, le hacemos una voz pituda, tipo ventrilocuo para simular que habla. También somos muy burlescos, comilones, y locos, bueno la loca soy yo, marido es casi zen de equilibrado, siempre en su centro- Que quieres que te diga!, yo también quiero ser mamá, aunque ya no soy muy jovencita, y preferiría todo el rato una niñita,comparto cada letra de tu post, y te felicito, porque no va a ser fácil, pero estoy segura que tu "guaguo"no será en ningún caso psicópata tipo Gubler o jack el destripador, sino a lo más un director de cine tipo Woody Allen, o un músico excéntrico rompe corazones, o a lo sumo un escritor que escuche todo el día jazz o la música de jesus superestrella, o un médico tipo Dr. House como tú, inventor,trapecista, andinista, o tal vez un valiente corresponsal de guerra: sin parche en el ojo eso si) Anda a saber tú que será, pero de seguro, no se llamará ni será un KEVIN. solo un niño super creativo, desordenado, risueño, libre, amado y feliz. Muchos abrazos y sigue deleitándonos con historias :) Animo, que ya queda menos !!!! Sofia del Mar-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Nosotros también le hacemos voces a los perros. Me parece casi pecaminoso tener un Bicho y no hacerle voz!

      Eliminar
  4. Morí de amor ❤️ yo quisiera tener puros hombre porque las minas son pitiás y dramáticas. Too much.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no sé, yo conozco a varios hombres pitiados y MEGA dramáticos!

      Eliminar
  5. Oh crap! Acabo de ver el trailer de la película ;_;

    ResponderEliminar
  6. Sobrina nieeetaaaa
    Soy tngo feliiiz de leer tus post de nuevo, durante un tiempo dejaste el Blog botado y por eso me deje de meter! Ahora lo olvidé a seguir religiosamente, gracias por volver!!!
    Te perdono porque diste muy buenas excusas jajaja
    Te felicito por el embarazo, y como alguien que no ha tenido hijos, te AGRADEZCO contar las cosas como son, pq el mito de q el embarazo es perfecto está en todos lados, imagínate que mi mama tuvo mellizos y según ella no le dolió nada el parto...como chucha me puedo creer eso?????
    Así que dale nomas, contando las cosas como son y riéndonos de todo, q así hacemos todos catarsis jijiji
    Un abrazo y compra todas as galletas que quieras!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, gracias!!! No le puedo creer a tu mamá que no le dolió. Se le olvidó no más!

      Eliminar
  7. Sobrina nieeetaaaa
    Soy tngo feliiiz de leer tus post de nuevo, durante un tiempo dejaste el Blog botado y por eso me deje de meter! Ahora lo olvidé a seguir religiosamente, gracias por volver!!!
    Te perdono porque diste muy buenas excusas jajaja
    Te felicito por el embarazo, y como alguien que no ha tenido hijos, te AGRADEZCO contar las cosas como son, pq el mito de q el embarazo es perfecto está en todos lados, imagínate que mi mama tuvo mellizos y según ella no le dolió nada el parto...como chucha me puedo creer eso?????
    Así que dale nomas, contando las cosas como son y riéndonos de todo, q así hacemos todos catarsis jijiji
    Un abrazo y compra todas as galletas que quieras!!!!

    ResponderEliminar
  8. Jajaja me sentí completamente identificada!! Cuando estaba embarazada tb quería una niña (en mi familia somos 5 hermanas y ellas tiene puras hijas) y zas sale hombre el wn y yo estuve como dos meses tratando de asimilarlo!! Ahora tiene 7 meses y es lo más exquisito q hay pero ojo!!! Los hombres son pero mil veces más mamones y chupasangre (o chupateta) q las niñas y me refiero a mamon de mamitis aguditis como q no cachan q se corto el cordón umbilical!!
    Tb tengo una kiltra adorable q se ponía en mi guata y se quedaba dormida sintiendo a mi guaton y ahora se adoran y se languetean mutuamente!! No te preocupes tb cuando nazca vas a tener sentimientos sincoparas de querer tirarlo por la ventana porque chilla y chilla y uno no sabe porque chucha ni se calma, pero después uno con el tiempo aprende a identificar los llantos y ya no es tan horrible y el sentimiento sicopata se desvanece!! Disfruta y trata de dormir lo más q puedas q luego nunca más podrás dormir!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaja, tendré ojo! Aunque eso de que sean mamones igual es en cierto sentido mejor.

      Eliminar
  9. Felicidades!!!!

    Me alegro mucho porque esta sanitoooo!

    ResponderEliminar
  10. Felicitacionesssss! Jajajajajajaja he muerto con la descripción porque de mis amigas pocas han tenido guaguas -gracias a la Mater contadas con una sola mano- solo una ha dicho que la weá es como el pico, el resto? La panacea máxima y gloriosa. Ni cagando jajaajaja. Y esa película de mierda me genera sentimientos encontrados, porque Tilda Swinton es seca, la película en verdá es muy buena, pero la trama es macabra. Yo estaba extasiada viéndola morbosamente y mi pololo repitió todo el rato que era la película más rara del universo. Pero puta que es buena, me dio muchos temas par conversar con mi santa madre jajaja.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Creo que eres la unica embarazada no latera que he conocido y por eso te amo

    ResponderEliminar
  12. Jajajajaj eres seca! Odio estar embarazada y estoy en el primer trimestre y me siento de lo peor! Pero yo si quiero que sea hombre, ya que son mas independientes y mientras mas temprano salga de casa mejor así viy a poder enpezar mi proyecto de la casa de muñecas que quería comprarme y no pude por la llegada del "baby"

    ResponderEliminar
  13. Me acabo de reír a gritos con tus post del embarazo (aunque por más que se los leo a mi marido en voz alta, no se ríe tanto como yo). Estoy en la semana 26 (o 6 meses como diría mi antiguo yo que odia esta referencia a las semanas), aún esperando que me caiga la teja de los sentimientos maternales y la femineidad para ponerme un vestido Laura Ashley... no se en qué minuto todo pasó tan rápido y ya voy a entrar al 3er trimestre!!!

    La gente ya empieza a verle la cara en las ecografías ("tiene nariz respingada!") y para mi son todas iguales a cualquier otra eco que haya visto de una amiga, cara arrugada y todo naranjo.
    Gran valor tu testimonio para todas las que no nos cae la lágrima cada vez que escuchamos el corazón, aunque juro que soy humana y seré una buena mamá. Saludos!

    ResponderEliminar